Rousseff marcada por la corrupción

El periodista Luján Frank Maraschio, desde Brasil, desarrolla diversos temas
Rousseff marcada por la corrupción
La presidenta de Brasil Dilma Rousseff .
Foto: Agencia Brasil (EBC)
  • La nueva etapa de la presidenta izquierdista de Brasil, comienza con insondables casos de corrupción en diversos ámbitos institucionales, sociales y con funcionarios, dentro del gobierno, influyendo para que el Congreso no investigue. La mandataria reelecta, pide apoyo del pueblo para vencer las dificultades económicas, que en los últimos tiempos comenzaron a tomar cuenta del país.
  • En el nuevo mandato de la dirigente del Partido de los Trabajadores, predominan desafíos, promesas incumplidas y un ambiente político legislativo convulsionado. Una bancada sindical reducida, hace prever retrocesos concretos en los derechos laborales.

Porto Alegre, RS, Brasil.- Dilma Rousseff, en el discurso realizado para el acto de asunción de su segundo mandato, llevado a cabo en Brasilia, en las primeras horas de 2015, cita los desafíos de la economía y pide el apoyo de los brasileños para hacer avanzar al país.

Corrupción y más corrupción

Un nuevo ministro, del gobierno reelecto de Rousseff, está en contra de la apertura de comisiones legislativas para investigar los recientes casos de corrupción, que involucran a la empresa Petrobras y diversas compañías. El funcionario elegido por el Gobierno Federal, para guiar los destinos de las Relaciones Institucionales, Pepe Vargas, criticó el uso de las comisiones parlamentarias de investigación, para indagar casos de corrupción.

En conferencia de prensa, luego de la ceremonia donde asumió su cargo, el dirigente del mismo signo político de la presidenta, dijo que las averiguaciones deberían estar sólo restringidas al Ministerio Público, a la Policía Federal y a la Controladuría General de la Unión.

¿En búsqueda de parcialidad?

Cabe indicar que, los órganos citados por el flamante ministro Vargas, están vinculados a la Administración Nacional.

“No veo necesidad para tener Comisión Parlamentaria (CPI), para tener eficiencia en el combate a la corrupción. Pienso que el Ministerio Público, la Controladuría General de la Unión y la Policía Federal están dando demostraciones claras de combate a la corrupción”, señaló el nuevo funcionario.

Es procedente decir que la primera misión del Ministerio de Relaciones Institucionales es, justamente, impedir la creación de una nueva Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI), mixta para Petrobras, sugerida por Aécio Neves (ex candidato presidencial, líder de la oposición), luego de la campaña electoral.

Congreso sin paz

Por problemas con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la presidenta aumenta espacios en su gobierno para el Partido Social Democrático (PSD) y el Partido Republicano Brasileño (PRB), en la tentativa de asegurar el apoyo legislativo en el Parlamento.

Temas pendientes

Al contrario de las comisiones que investigaron en 2014, la nueva iniciativa para indagar sobre la corrupción en la compañía Petrobras, fue definida por la oposición y se pronostica que accionará bajo mucha presión política. El grupo legislativo contará con un nuevo comando, que se encontrará con nuevos episodios de ilegalidades y el riesgo de casación de parlamentarios involucrados en el “petrolón”.

Paquete económico

Luego de cuatro años con una política económica errante, Dilma Rousseff someterá al Congreso una sucesión de propuestas de reducción de subsidios, políticas de contención de la expansión del crédito y la necesaria reducción del gasto público. En el paquete se vienen temas espinosos, como el reajuste de tarifas eléctricas y el incremento de tributos (impuesto sobre combustibles y otros).

Código Penal

La actualización del Código Penal, cuyo texto principal data de 1940, puede endurecer penas como la de homicidio y agravar la punición en delitos de femicidio, terrorismo y homofobia. También pueden ser contempladas sanciones penales para donaciones ilegales a campañas políticas.

Reforma política

La iniciativa de reformar la política, es una eterna promesa de los gobernantes de diversos partidos. En 2015, abrirá nuevos debates en el Congreso con la perspectiva del Supremo Tribunal Federal (STF), cuando concluya que las empresas tendrán prohibido financiar campañas políticas.

El precio de la lealtad no será secreto. Lo que garantiza la mayoría del gobierno, con la nominación de candidatos, indicados por los partidos, para cargos estratégicos en la administración pública, es una práctica que ayuda a entender muchos de los escándalos de corrupción durante décadas.

Es preciso reiterar que, el arte de la ilegalidad está arraigado en la dirigencia Brasileña y, aunque no se hable comúnmente, es una manera de ser del conjunto de la sociedad.