Las carreras en el lodo pueden cambiar tu vida

Cada vez más populares, las carreras de ruta con obstáculos están al alcance de todos, pero no cualquiera es capaz de llegar a la meta
Las carreras en el lodo pueden cambiar tu vida
Estas carreras son un verdadero desafío para el cuerpo y la mente.
Foto: Shutterstock

Para aquellos a los que les sepa a poco correr una maratón, quizás quieran verse gateando en lodo, escalando paredes, trepando por cuerdas o atravesando a través de grandes tuberías.

Las Carreras de Ruta con Obstáculos (OCR por sus siglas en inglés) han crecido en popularidad desde hace algunos años con los corredores más aventureros, los que buscan más acción que una carrera tradicional.

Quien busque tonificarse o estar en forma poniéndose a prueba, luchando contra el espíritu de uno mismo, de una manera muy divertida, sin duda inspiradora y a veces con el impulso que propicia el miedo, o mínimo los nervios, tiene en las carreras ‘OCR’ una arena ideal.

Estas carreras nacieron queriendo imitar algunos de los entrenamientos de los marines, e incluían al final de las carreras una pequeña sección de obstáculos en lodo. Fueron ganando popularidad y se hicieron famosas precisamente por el barro y los obstáculos.

Se estima que unos tres millones de atletas compitieron el pasado año en las diferentes modalidades en Estados Unidos (en 2011 era un millón). Además, el 30% de los participantes son mujeres, por lo que se trata de un deporte que no entiende de prejuicios.

Gerardo López, un corredor habitual en este tipo de eventos, afirma que estas carreras pueden llegar a ser muy duras, pero que “cualquiera puede realizarlas”. Todo es cuestión de elegir el grado de dificultad adecuado y prepararse. “Una vez que brincas la primera pared te das cuenta de que no es para tanto”, dice.

El entrenamiento debe ser similar al de una maratón, pero con variantes. López, un originario de Ciudad Juárez, explica que “todo depende del terreno. No es lo mismo una llanura de Arizona que una montaña de California. Hay que estudiar el terreno”.

A eso hay que sumar el esfuerzo que conlleva superar obstáculos y para ello hay que entrenar la parte superior del cuerpo. En este sentido, el entrenamiento de CrossFit cubre lo que se necesita para estas carreras.

Y además, se puede practicar en grupo.

“Yo empecé con mis amigos”, cuenta López. “Es una manera bastante inspiradora de empezar a hacer ejercicio, de cuidarse y de comer bien. Genera mucha camaradería, te ayuda a trabajar en equipo y a confiar en tus compañeros. Y son muy adictivas”.

Ahora, estas carreras se han convertido en un deporte con grandes eventos, patrocinadores y atletas que viven de esto. Y también son caras, pues la inscripción media puede llegar a costar entre $50 y $100.

Gerardo López piensa que el esfuerzo para ser parte de las carreras vale la pena por lo que él considera una recompensa espiritual.

Dice que cuando se llega a la meta hay “el sentimiento de que completaste algo difícil. Es un reto mental y físico, y mucha gente piensa que no lo puede hacer, pero es porque nunca han hecho nada parecido y tienen miedo”.

Incursionar en estas carreras le ha ayudado a López, igual que ha pasado con muchos otros, en su vida diaria. “Te hace más fuerte y crees en ti mismo”.

 photo poto1_zpsd00b253e.jpg

Foto: Cortesía Gerardo López

Gerardo López, quien ayudó a desarrollar el blog AdventureNationUSA.com, en el cual se documentan de manera vibrante las vivencias suyas (como Blake Vaz) y otros atletas, relata cómo se viven por dentro estas carreras.

Lo que más te afecta es el clima. Porque corres 12 ó 13 millas en condiciones extremas; además peleas con el clima: desde calor máximo al frío extremo.

“Hay veces que tienes que bucear en una piscina con hielo en pleno enero. He visto gente que ha tenido que parar porque les estaba dando hipotermia. Lo mismo pasa con el calor, es difícil hidratarse.

“Luego, hay algunos obstáculos con los que tienes que tener cuidado y además se acumula mucha gente. Los obstáculos de ‘Tough Mudder’ son muy extremos. A mí me daba nervio pasar por una parte en la que te podías electrocutar y caer al agua lodosa”.

 photo poto2_zps4fe7ed1b.jpg

Foto: Cortesía Gerardo López

TOUGH MUDDER

Es la disciplina más dura. No marca tiempo y el objetivo es únicamente terminar. Es la modalidad con obstáculos más extremos (algunos incluyen pequeñas descargas eléctricas), y organiza eventos por todo el mundo.

SPARTAN RACE

Hay tres niveles: Sprint (3 millas), Super (8 millas) y Beast (13 millas). Es una disciplina muy popular, hay varias carreras al año y los mejores compiten en una carrera para coronar al mejor del mundo.

WARRIOR DASH

Es una de las primeras carreras que nacieron. Está considerada la carrera de obstáculos más grande del mundo, con casi 50 carreras al año repartidas por todo el país.

MERRELL DOWN AND DIRTY

Hay dos tipos de carrera, de 3 ó 6 millas, donde se presentan más de 20 clases de obstáculos, e incluso existe una modalidad para niños. Cabe aclarar que todas estas clases de carreras también están abiertas para las mujeres.

 photo poto3_zps0c215d45.jpg

Foto: Cortesía Gerardo López