Realidades sobre el embarazo

El embarazo no se parece a lo que solemos ver en televisión
Sigue a La Opinión en Facebook
Realidades sobre el embarazo
Si tienes dudas sobre el embarazo, pregúntale a tu ginecólogo.
Foto: Shutterstock

No hay que tener una gran cultura televisiva para saberse dos o tres escenas casi clásicas que hacen saber al espectador y a los personajes que la protagonista está embarazada: mareos, antojos chiflados y sueño sin control, pero eso sí, jamás pierde el estilo y mantiene la piel tersa, el cabello luminoso, en pocas palabras luce radiante a pesar de haber corrido a vomitar al baño. En la vida real, hay quien espera vivirlo de ese modo.

Susan Magee y Kara Nakisbendi, autoras de Cuenta regresiva del embarazo, Editorial Vergara, nos ayudan a aclarar 5 situaciones que oscilan entre la novela y la realidad:

1. Desmayos a la menor provocación: Afortunadamente, esto pasa con mucha más frecuencia en la ficción que en un embarazo real.

2. La pancita se nota desde los primeros días: ¡No es posible! En las primeras semanas los músculos del vientre y útero no se han estirado, por lo que se notará hasta más adelante.

3. Dan a luz en taxis, elevadores atorados, aviones, etc.: Si bien es cierto que eso puede suceder, también lo es que si hay un adecuado control prenatal, es factible saber las fechas probables en las que el bebé nacerá y así tener todo listo para que ambos reciban atención hospitalaria.

4. En las primeras semanas de gestación se descubre el sexo del bebé: Nada más falso que eso, no hay medallitas, juegos con llaves, ultrasonidos o sueños premonitorios que indiquen si el retoño en camino es una niña o niño.

5. Víctimas de antojos excéntricos y a veces maniáticos: Ese deseo por un bola gigante de helado de vainilla francesa o un gran coctel de mariscos pueden ser alertas que tu cuerpo sufre alguna carencia nutricional.

Susan Magee y Kara Nakisbendi enfatizan que es importante quitarse de la cabeza la imagen de la embarazada radiante y con la mano sobre su hermoso vientre redondo. No te agobies ni te angusties si un día no te sientes francamente hermosa o lista para figurar en la portada de una revista cuando tengas los pies hinchados, sientas alguna molestia en la espalda o sencillamente, no tengas interés más que en usar zapatos cómodos y alejados de cualquier moda.

Entre lo que miras y escuchas, es posible que tengas muchas dudas e inquietudes sobre los síntomas, así como los cambios que se presentarán cada semana, por lo que no hay nada mejor que preguntarle al ginecólogo y evitar malos entendidos. Debes saber que quien tiene la fortuna de esperar un bebé sabe que el milagro de la vida confirma el famoso adagio que dicta que la realidad siempre supera a la ficción.

Para ver: Yoga para embarazadas

Para leer: 50 cosas que debes saber sobre tu embarazo, Alma María Dono Pérez, Editorial Libros Cúpula, (formato electrónico).

Colaboración de Fundación Teletón México

“La resiliencia te ayuda a crecer en la adversidad”

bojorge@teleton.org.mx