El Estado Dorado sufre de 36 meses de sequía extrema

La reciente lluvia ayudó pero no es suficiente
El Estado Dorado sufre de 36 meses de sequía extrema
Pie de esta otra foto en este espacio.
Foto: agenciaautor

A pesar de las lluvias registradas en diciembre, California sufrió en 2014 el tercer año consecutivo de una de las mayores sequías de su historia, que ha llevado a que cerca del 80 % del estado sufra un agostamiento extremo.

La sequía actual, la más grave de los últimos 30 años de la historia del Estado Dorado, ha afectado no solamente la disponibilidad de aguas para los cultivos y la vivienda, sino que ha causado una crisis de agua potable en varios pueblos de trabajadores del campo en el Valle Central.

Debido a la sequía, los campesinos, en su gran mayoría hispanos, también sufrieron por la falta de trabajo, especialmente en el Valle Central, uno los principales centros agrícolas del país.

“En este año, los rancheron sembraron menos, lo que ha traído como consecuencia inestabilidad en el trabajo”, declaró a Efe Antonio Cortés, coordinador del sindicato Unión de Campesinos (UFW) en el Valle Central de California.

Según la más reciente medición del Monitor de Sequía de Estados Unidos, el 55,08 por ciento de California se encontraba en un estado de sequía excepcional -la calificación más grave-hace un año ningún área del estado se encontraba en ese rango.

Un estudio presentado a mediados de julio por la Universidad de California (UC) Davis calculó que los costos directos de la sequía para la agricultura representarán en 2014 una pérdida total de 1,500 millones de dólares, 1.000 de ellos por pérdidas en las cosechas y 500 por los costos adicionales de bombeo. “Esta pérdida -destaca el estudio- equivale al 3 % del valor total del producto agrícola del estado”.

Las lluvias recientes en California han significado “un alivio para la dura condición de la sequía”, manifestó el director del Centro de Ciencias Hidrográficas de UC Davis, Jay Lund, aunque agregó que habrá que esperar hasta finales de marzo, una vez haya concluido el ciclo invernal, para conocer el efecto real sobre los embalses

http://www.laopinion.com