‘Siento que me quitaron mi hogar’

Subtítulo en entre líneas usando 21 subtítulo
‘Siento que me quitaron mi hogar’
Kristine Daniel recoge sus últimas pertenencias en el que fue su apartamento de Whittier Manor en la ciudad de Pico Rivera.
Foto: Fotos: ciro cesar

@MarveliaAlpizar

Kristine Daniels solo llevaba tres meses viviendo en Whittier Manor con su novio Andres Palacios y el hijo de ambos, Mattew Daniels, cuando tuvieron que salir de alli a buscar otro hogar.

“Este era mi hogar”, dijo Daniels mientras recogía sus pertenencias en compañía de su hijo de cuatro años.

“Desearía que no lo hubieran condenado porque, aunque ya encontramos otro apartamento, este lugar era conveniente para nosotros”, añadió la joven.

La renta de 795 dólares que ella pagaba incluía el pago del servicio de luz y agua.

Daniels y su familia formaron parte del grupo de más de 200 personas que tuvieron que abandonar Whittier Manor el pasado 31 de diciembre, después de que la ciudad condenó el complejo por problemas de estructura.

La joven y su familia estuvieron viviendo en un hotel hasta el pasado domingo 4 de enero.

La joven señala que, aunque encontraron cucarachas y chinches cuando se mudaron, la administración los atendió inmediatamente y resolvió su problema. Destaco que le habría gustado volver a vivir allí.

“Si ellos tuvieran el dinero para arreglarlo, desde las bases hasta el techo, y no hubiera encontrado ya un apartamento, habría vuelto a este lugar, dijo la joven, quien afirmó que siente que no solo le quitaron su hogar sino también a su hijo.

“Estaba comenzando a sentirlo mi hogar.”