Estados Unidos, el consumidor de drogas

Hace algunos días, en una platica televisada, el presidente Obama dijo, entre otras cosas, que la violencia en México es producto de la guerra entre los carteles de las drogas. Si bien es cierto en gran parte, falta hablar del otro lado de la moneda.

Por muchos años, Colombia fue la productora principal de la cocaína en el mundo y para llegar a uno de sus grandes clientes, usaban tanto el camino del mar como el de tierra vía México.

Esto funcionó aparentemente bien hasta que el presidente Calderón de México, quien había llegado a la presidencia en una elección dudosa, decidió irse a la guerra en contra de los carteles, considerando que le hacían daño al país. Sacó al ejército de sus cuarteles, según creo yo, más para proteger su presidencia que para la lucha contra las drogas. El resultado fue que el ordenamiento criminal se hizo pedazos y la aparente paz en la que operaban los carteles se terminó, y con cada cabeza de los narcotraficantes que caía, aparecieron varios nuevos carteles que peleaban por el negocio.

Ahora bien, los Estados Unidos tienen una parte de la responsabilidad de la violencia de México porque aquí somos los principales compradores y usuarios de las drogas. Es lamentable que aquí no exista una lucha fuerte en contra del consumo de drogas y que si bien se conocen los nombres de muchos de los cabecillas de los carteles de México, se desconozca y no se combata fuertemente a los que importan la cocaína y otras drogas. A los que las distribuyen, y menos aun a los consumidores de las mismas.

El comercio de las drogas da a los narcotraficantes una enorme cantidad de recursos para corromper y luchar por el mejor mercado del mundo para sus productos, lo que ocasiona gran parte de la violencia en México.

Tampoco se lucha aquí en contra de los que, con esos recursos, adquieren las armas que luego son contrabandeadas a México. Allí sirven a los traficantes para combatirse entre si y para combatir a los agentes del orden, muchos de los cuales han sido corrompidos.

Recuerdo muy bien que el presidente Eisenhower, uno de los mejores generales que ha tenido Estados Unidos, advirtió que deberíamos tener cuidado con la industria de armamentos, porque se valdría de cualquier oportunidad para vender sus productos sin considerar el uso que les pudieran dar. El negocio de esa industria no es la paz.

Si realmente hay interés en los Estados Unidos en que la violencia en México se reduzca, deberían combatir con intensidad el mercado de las drogas que existe aquí

?>