Más padres optan por no vacunar a sus hijos

Alrededor del 3% de niños en escuelas públicas y el doble en escuelas privadas no han sido vacunados, según las autoridades de salud
Más padres optan por no vacunar a sus hijos
Algunos padres rechazan las vacunas por temor a los efectos secundarios.
Foto: Archivo

Amalia Ramírez madre de tres menores de edad no vacuna a sus hijos en contra de la influenza. Ella asegura que no le tiene confianza a esa vacuna ya que las personas igual se enferman aunque se hayan inoculado.

“Yo he visto muchos casos en los que la gente que se pone la vacuna les da fiebre después de ponérsela o de todas formas se enferman del flu, ¿entonces para qué ponérsela?”, se pregunta Ramírez.

En el caso de Ramírez, su falta de confianza se limita únicamente a la vacuna en contra de la influenza, pero en general, esa desconfianza es lo que mueve a los padres a no vacunar a sus hijos, aseguran los expertos.

La pediatra doctora Martha Rivera, del Hospital White Memorial, dijo que en su clínica los padres aceptan la mayoría de las vacunas recomendadas por las autoridades, pero que algunos tienen reservas sobre la vacuna en contra del sarampión.

“Algunos padres no quieren vacunar a sus hijos en contra del sarampión por lo que han escuchado en los medios de comunicación sobre el autismo. Ellos creen que esa vacuna causa el autismo… yo me tomo el tiempo para explicarles que no es así. Hasta que los educo aceptan vacunar a sus hijos”, dijo la pediatra.

Es común que entre el 2% o 3% de los niños que entran a kindergarden no hayan recibido todas las vacunas que requiere la ley, según las estadísticas oficiales del Departamento de Salud Pública de California. Pero esas excepciones han incrementando en algunas áreas, especialmente en ciudades como Malibu y San Francisco. Y las escuelas privadas tienden a tener el doble de niños sin vacunas.

En California, así como en todos los estados del país, hay una excepción a la ley que permite que los menores sean aceptados en las escuelas si los padres presentan un formulario indicando que las vacunas van en contra de sus creencias personales.

Hasta hace unos años, la mayoría de padres de familia que utilizaban esa excepción pertenecían a alguna religión como las Ciencias Cristianas o la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días.

En la última década se ha incrementado la cantidad de padres que optan por no vacunar a sus hijos porque no va con su estilo de vida o porque temen los efectos secundarios de las vacunas.

Madres como Holly Blumbhart, quien no ha vacunado a sus tres niñas y dos de ellas acuden a escuelas públicas del Condado de Orange, dijo a un medio local que los padres deberían de tener la última palabra.

Blumbhart agrega que la mayoría de los padres quieren lo mejor para sus hijos y que debería ser su decisión.

Algunas madres que sí deciden vacunar a sus hijos enfrentan críticas por parte de familiares. Bethany P., madre de un pequeño de casi dos años de edad, dijo que su suegra y la tía se enojaron cuando se enteraron que el niño recibió las vacunas que recomiendan las autoridades de salud.

“Las dos señoras se molestaron. Dijeron que cómo era posible que yo permitiera que mi hijo fuera inyectado con sustancias tóxicas”, dijo Bethany.

El doctor Nelson El Amin, director del programa de enfermedades transmisibles del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, dijo que con demasiada frecuencia los padres que optan por no vacunar a sus hijos lo hacen porque no conocen la tecnología detrás de las vacunas.

“Los padres que no quieren vacunar a sus hijos creen que con la vacuna los están exponiendo a la enfermedad. Ellos no saben que la vacuna contiene cierto material genético inactivo que no causa la enfermedad, sino que ayuda a crear anticuerpos”, explicó el funcionario público.

La falta de vacunación en zonas del país, principalmente en zonas con ingresos más elevados, preocupa a las autoridades.

Las escuelas privadas en zonas como Malibu o el Oeste de Los Ángeles tienen clases en donde más de la mitad de los niños no han sido inoculados.

“Éste es un riesgo de salud para todos. Es una decisión personal que afecta la salud pública”, aseveró el funcionario.

Cada estado tiene su propia ley que exige que todos los niños en edad escolar cumplan con las sugerencias federales de vacunas infantiles. Sin embargo, todos con una excepción a ley por “creencias personales”.

Las vacunas recomendadas por las autoridades de salud para los niños en edad escolar son sarampión, tosferina, polio, rubela, hepatitis B, difteria, tetano, varicela y paperas.

Para información sobre las leyes en los diferentes estados: http://www.cdc.gov/vaccines/

Según un análisis del Departamento de Salud Pública de California la cantidad de niños en edad escolar que no han sido vacunados ha incrementado en los últimos 10 años.

Los condados con un 3% de niños no vacunados:

• Los Angeles

• Riverside

• San Bernardino

Los condados con un 3.1% a 8%:

• San Diego

• Orange

• San Francisco

Los condados con un 8.1% a un 20%:

• Mendocino

• San Luis Obispo

• Mariposa

• Calaveras

Condados con más del 20%:

• Trinity

• Nevada

El Diario La Prensa de NY, publicación hermana de La Opinión, preguntó “¿crees que hay que vacunarse?, ¿hay ocasiones en las que no hay que vacunarse aunque las autoridades lo recomienden?, ¿es necesario vacunar siempre a los niños? Danos tu opinión”. Algunas de las respuestas a continuación:

  • Ed Carrera Vacunas para niños tienen mercurio,les causa Autismo según el organismo del pequeño,desde ’83 Autismo incremento 80%. NWO.

Like · Reply · 1 · 19 hrs

Like · Reply · 1 · 18 hrs

  • Isabel Rentas Si es necesario….las vacunas al día los libran de tener problemas en el futuro… Los libran de tener la enfermedad hasta morir .,La escuela, la universidad y hay trabajos que las requieren…tengo 6 hijos y ninguno es autista… El autismo es de herencia….

Like · Reply · 15 hrs · Edited

Like · Reply · 13 hrs

  • Maria Amalia Sanchez Galeas Si hay que vacunarse regularmente hay que llevar el control tanto en los niños como en nosotros mismos…

?>