Se agota semanario francés

Piden hasta $10,000 por histórica edición de la revista satírica por Internet

Guía de Regalos

EFE

París

La revista Charlie Hebdo volvió ayer a los kioscos con un Mahoma en la portada mostrando el eslogan “Je Suis Charlie” (Yo soy Charlie) para abrir un tirada ampliada e histórica que se agotó en pocos minutos y que se reproducirá durante dos semanas hasta alcanzar los cinco millones de ejemplares.

Los actos masivos de solidaridad y duelo que han arropado Francia durante los últimos días se vieron recompensados con un nuevo e irreverente ejemplar de la revista satírica, que vio sobrepasadas todas las expectativas de de interés.

A primera hora de la mañana los quioscos empezaban a colgar carteles de “No queda ‘Charlie Hebdo'” y en unos minutos se habían finiquitado los 700,000 ejemplares distribuidos originalmente, frente a su tirada habitual de 60,000.

La gente hizo filas por la mañana y hasta protagonizó forcejeos para poder conseguir esta edición especial. Mucha gente vio este fenómeno y supo cómo sacar rédito: revendiendo ejemplares por Internet, a un precio mucho mayor que el de tapa. En eBay, ya aparecieron varios vendedores que ofrecen el semanario a un precio que alcanzó hasta los $10,000 por un ejemplar.

El conocido grupo chií libanés Hizbulá afirmó ayer que las caricaturas del profeta Mahoma que publica el nuevo número del semanario satírico francés Charlie Hebdo contribuyen “a apoyar el terrorismo, el extremismo y a los terroristas”.

Un tribunal turco prohibió difundir la portada del nuevo número de la revista satírica francesa Charlie Hebdo