Carta abierta respecto a la inmigración ilegal a los EEUU

Secretario de Seguridad Nacional aclara los límites de las medidas migratorias de Obama
Sigue a La Opinión en Facebook
Carta abierta respecto a la inmigración ilegal a los EEUU
El gobierno de Estados Unidos toma medidas contra inmigración ilegal.
Foto: Archivo

En noviembre, el presidente Obama anunció una serie de acciones ejecutivas para corregir el maltrecho sistema de inmigración en este país. En diciembre, el Presidente anunció que el gobierno de Estados Unidos comenzará un proceso de normalización de las relaciones con Cuba. Ambas acciones son cambios audaces e históricos en la política del gobierno de Estados Unidos. Sin embargo, no significa un cambio en la política de este gobierno en torno a la inmigración ilegal. Sigue siendo una realidad que nuestras fronteras no están abiertas a la inmigración ilegal. De hecho, estamos tomando medidas adicionales para prevenir la inmigración ilegal, ahora y en el futuro.

Una de las acciones que el Presidente Obama anunció el 20 de noviembre fue un nuevo programa que hace posible que ciertos indocumentados que han vivido en este país por años puedan salir de la obscuridad, asumir sus responsabilidades y comenzar a pagar impuestos. Estamos desarrollando este programa en estos momentos y comenzaremos a aceptar solicitudes en un futuro cercano. Pero es importante que sepa que este nuevo programa es sólo para personas que han vivido aquí por cinco años, que no han cometido crímenes serios y tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales. Este nuevo programa no está disponible para quienes hayan llegado hace menos de cinco años o que venga de manera ilegal en el futuro. Aún más, aquellos que ayuden a familiares u otras personas a entrar de manera ilegal al país, corren el riesgo de ser removidos del programa.

De hecho, las nuevas acciones ejecutivas del presidente hacen énfasis especial en la deportación y el retorno a sus países de las personas que están detenidas en la frontera de Estados Unidos o que vinieron aquí ilegalmente en cualquier momento después del 1 de enero de 2014. Como resultado de nuestras acciones ejecutivas, ahora es más probable que si usted viene aquí ilegalmente, será aprehendido, detenido y devuelto a su país de acuerdo a nuestras leyes.

Al mismo tiempo, el gobierno de Estados Unidos está creando una medida alterna y legal para que los niños en riesgo de daño en Centroamérica puedan venir a Estados Unidos: si usted es un adulto que está legalmente en el país, puede solicitar traer a su hijo a EE.UU. desde Guatemala, El Salvador u Honduras, siempre que el niño pueda cualificar para el estatus de refugiado o un permiso de ingreso bajo nuestras leyes. Los padres en los Estados Unidos pueden ahora presentar un formulario ante el Departamento de Estado para solicitar una entrevista de refugiado para su hijo en Centroamérica. Usted puede obtener más información sobre este programa en http://www.state.gov/j/prm/releases/factsheets/2014/234067.htm.

Se debe enfatizar a los niños en Centroamérica que buscan una familia y una vida más segura en Estados Unidos la importancia de tomar un camino legal y seguro, desalentándolos de la idea de tomar la ruta ilegal y peligrosa a través de México a manos de una organización de contrabando criminal. El verano pasado, personalmente vi a cientos de niños que hicieron ese viaje. La imagen trajo lágrimas a mis ojos. Ningún niño debe tener nunca que pasar esa terrible prueba; eso no es para niños.

Por último, el Presidente también dio unos pasos históricos a fin de trazar un nuevo rumbo en nuestra relación con Cuba y fortalecer al pueblo cubano. Sin embargo, el eventual establecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba no significa un cambio en nuestra política de inmigración actual hacia ese país, reflejada en la llamada política de “pies mojados / pies secos” o la Ley de Ajuste Cubano. Una vez más, seguimos buscando la manera de promover la migración segura, legal y ordenada desde Cuba bajo nuestros Acuerdos Migratorios, desalentando a su vez la migración ilegal y peligrosa. Vamos a seguir regresando a Cuba aquellos inmigrantes interceptados en el mar tratando de venir a este país ilegalmente. Con este fin, hemos enviado recientemente guardacostas adicionales para vigilar de manera agresiva el Estrecho de la Florida y el Caribe e interceptar inmigrantes que viajan de Cuba o Haití a Estados Unidos por agua. Como resultado de esto, ahora es más probable que si trata de venir a Estados Unidos de manera ilegal desde Cuba o Haití se le intercepte y devuelva a su país, de conformidad con nuestras leyes.

Es importante que el público entienda las acciones ejecutivas del Presidente, especialmente quiénes cualifican y quiénes no. Continuaremos asegurando nuestras fronteras, y promoviendo un sistema de inmigración legal y seguro hacia este país.

Jeh Charles Johnson

Secretario de Seguridad Nacional