Los Ángeles prohíbe anuncios de alcohol en sus propiedades

Concejales y organizaciones comunitarias piensan que los jóvenes se verán menos tentados a consumir bebidas alcohólicas
Los Ángeles prohíbe anuncios de alcohol en sus propiedades
Se prohibirán los anuncios en lugares públicos en L.A.
Foto: Archivo

@aracelimartinez

Con un voto unánime, los concejales de Los Ángeles aprobaron una ordenanza que prohíbe los anuncios de alcohol en paradas de autobuses, el metro, camiones de transporte público, botes de basura y otras propiedades de la Ciudad como edificios.

Solo quedan exentos los departamentos autónomos como el aeropuerto de Los Ángeles y el centro de convenciones, parques y bibliotecas.

“Es muy necesaria esta ordenanza porque va a prohibir los anuncios de alcohol donde se expone mucha de nuestra juventud, como donde llegan los camiones a recogerlos cuando van a las escuelas”, dijo Rubén Rodriguez, director ejecutivo de la organización Pueblo y Salud de San Fernando, que forma parte de la Coalición que empujó la ordenanza

“Entre más se expone el joven, a una temprana edad a esta publicidad, la probabilidad de que vayan a comenzar a experimentar con el alcohol es mayor, y esto significa más problemas en el futuro”, explicó.

Jorge Castillo de la organización Alcohol Justice dijo que solo en aquellas paradas de camión donde la Ciudad tenga contratos previamente firmados con cerveceras y otras compañías, la ordenanza tomará seis años más en entrar en vigor.

Se llevó alrededor de cuatro años para lograr que el Concejo de la Ciudad aprobara esta ordenanza. Un estudio del departamento de salud del condado de Los Ángeles arrojó en 2011 que la exposición a los anuncios de alcohol causan una gran influencia en el consumo entre los jóvenes. Y al reducirlos en las áreas públicas vistas con frecuencia por ellos, disminuye la exposición y por tanto la probabilidad de que lo consuman.

El censo de 2010 indica que el 26.2% de la población de Los Ángeles tiene menos de 19 años, y 9% menos de 14 años.

El concejal José Huizar, uno de los autores de la medida junto con el concejal Paul Koretz, dijo que la prohibición de anuncios de alcohol en las propiedades de la Ciudad es una cosa buena, en particular para los barrios de bajos ingresos donde abundan.”Estamos enviando un mensaje positivo”, exclamó.

En una encuesta hecha por la organización Alcohol Justice, el 20% de los anuncios en las paradas de camiones, en cinco distritos de la Ciudad, eran relacionados con el alcohol. Mucha de esa publicidad está en distritos latinos como el Este de Los Ángeles y el Valle de San Fernando.