Thalía, un cuarto de siglo cantando

La actriz y cantante mexicana habla sobre su exitosa carrera y revela sus planes para el 2015
Sigue a La Opinión en Facebook
Thalía, un cuarto de siglo cantando
Thalía se siente feliz con su historia de vida y éxitos profesionales por ser como 'un cuento de hadas'.
Foto: Getty Images

Siempre radiante, con una sonrisa de oreja a oreja y envuelta en un halo que mezcla “glamour” y el sabor chilango en su forma de decir las cosas, Thalía llega al 2015 como ejemplo del éxito internacional al que otras estrellas mexicanas pueden aspirar cuando saben llevar sus carreras por buen camino.

Con su estilo único, franco, en algunas ocasiones juguetón y en otras enigmático para responder las preguntas que la bombardean en sus encuentros con la prensa, Thalía revela sus planes, su personalidad y continúa construyendo su imagen y leyenda.

A continuación compartimos lo que dijo sobre su carrera, su promotor inicial, su sueño hecho realidad, sus hijos, su México, sus miedos y otros temas.

“Es mucha historia la que tengo con mi gente, con mi público, con mi México que me dio mi primera oportunidad. Sería padre celebrarlo en grande y aquí [en México]”.

“En aquella época cuando Emilio Estefan me hizo ‘Amor a la Mexicana’, solamente producía los discos de su mujer, Gloria Estefan, y de Jon Secada. Y debido a que eran fans de Marimar, me dio el regalo de producirme el disco”.

“Me gustan mis historias ‘cenicientesca’. Es como mi historia, yo soy de Santa María la Ribera [México], es un cuento de hadas todo lo que me ha pasado en mi vida”.

“Además de tomar estas plataformas y comunicarme con mi gente, que ellos me alimentan y yo los alimento, siento que mi responsabilidad es buscar el lado positivo de la vida y proyectarlo”.

“Yo viajo mucho a México, pero ustedes [los medios de comunicación y los fans]no saben. Voy de paseo con mi familia, a casas de amigos en playas. Me escapo unos días con mi marido, un fin de semana, a ciertos lugares. Pero cuando estoy de promoción todo el mundo tiene que saberlo”.

“El terror lo viví [con el secuestro de sus hermanas Laura Zapata y Ernestina Sodi] y las amenazas siempre han estado y siempre estarán para mí, pero yo vengo de incógnito y la gozo y la paso rico”.

“Le dan vueltas y eso me da mucho coraje, porque a la hora del voto sí que nos quieren, y por eso se reeligen los presidentes. Pero están dándole largas y eso no se vale, porque nosotros vamos a ese país a trabajar y trabajamos mucho”.

“Me hace falta viajar y dormir. A veces con mis hijos tengo que estar en la noche. Uno se levantó, ya tuvo una pesadilla, hace frío, hace calor en sus cuartos. Estoy al pendiente. ¡Se levantan a las cinco de la mañana!”.

“¿No será que yo mantengo al Mottola y él es pura imagen?”