El “milagro” del taxista chino que pudo donar sus células madre a un niño británico

Contra toda probabilidad estadísticaa, las células de un taxista de Shangái que se había inscrito en un registro de donantes coicidieron con las un niño en Inglaterra que esperaba una donación. BBC les trae la historia.
El “milagro” del taxista chino que pudo donar sus células madre a un niño británico
Jiang Yongfeng

En un acto impresionante de generosidad humana, un hombre donó sus células madre a un total extraño que vive en el otro lado del mundo.

Un hombre que trabaja como chofer en Shanghái se inscribió en un registro de células madre a través de su lugar de trabajo, pensando que de poco serviría.

Al cabo recibió la noticia de que sus células madre eran compatibles con un niño en Inglaterra. El destinatario necesitado tiene sólo siete años de edad.

El conductor, Jiang Yongfeng, aceptó hacer la donación sin dudarlo.

“Estaba muy sorprendido. Estaba tan emocionado de tener una respuesta tan pronto. El destino estaba llamando a mi puerta”, dice. “Cuando me enteré que el niño nació en 2007, estuve más seguro todavía de que tomé la decisión correcta”.

Es una buena cosa que Jiang estuviera tan ansioso.

Aquellos que necesitan trasplantes de células madre para tratar el cáncer u otras enfermedades inmunes deben encontrar un donante con genes casi idénticos.

En realidad, eso significa que el par coincidente debe tener el mismo origen étnico para que las células inmunitarias del donante y el receptor trabajen en conjunto.

Ese pequeño porcentaje hace que el caso entre Jiang Yongfeng y el niño británico de origen chino sea considerado algo parecido a un milagro médico.

Tiene suerte de que Jiang dio una muestra de saliva con el fin de inscribirse en el registro de células madre, ya que relativamente pocos en China se han inscrito en este programa.

Los chinos representan aproximadamente el 20% de la población mundial, pero sólo el 4% de las personas en el registro mundial de células madre son de origen chino, explica la Iniciativa de Células Madre China OtherHalf.

La compatibilidad entre una persona dentro de China y otra que se encuentre fuera de las fronteras del país es particularmente rara, explica Zhang Yi de la división de Shanghai de la Cruz Roja China, la entidad gestora de la donación.

“Hay menos personas de origen chino en los países europeos y americanos, así que la mayoría de los casos compatible se encuentran dentro de China”, dice Zhang.

“Hemos encontrado sólo 320 casos de compatibilidad utilizando la base de datos de Shanghai, de 13.700 donantes potenciales.”

La experiencia de la donación fue relativamente fácil para Jiang Yongfeng.

Algunos donantes todavía están obligados a donar células madre mediante la extracción de la médula ósea, un procedimiento más complejo que utiliza una aguja para extraer las células en la médula ósea directamente del hueso de la pelvis.

Sin embargo, Jiang fue capaz de utilizar un método diferente que extrae las células usando una transfusión de sangre.

El conductor voló a Pekín unos días antes del procedimiento para recibir inyecciones en su sangre a fin de “activar” las células madre.

Posteriormente, fue conectado a una máquina de transfusión durante tres horas para extraer las células madre sanas de su sistema sanguíneo.

Es poco probable que Jiang sufra efectos negativos de la intervención.

Por lo general, los donantes y los beneficiarios no se conocen debido a que el paciente a menudo sufre recurrentes enfermedades.

En el pasado, si los beneficiarios conocían directamente a los donantes, a veces los presionaban para donar más células madre si su enfermedad resurgía.

Jiang Yongfeng ni siquiera sabe el nombre del niño.

“Sólo quiero que el procedimiento se haga lo antes posible para que puedan enviar mis células al Reino Unido y ayudar al niño a recuperarse lo más pronto posible”.

“Espero que pueda ser valiente y fuerte y que pueda vivir una buena vida”.