Hay que vacunar a los niños

El sarampión fue eliminado oficialmente en el 2000 de Estados Unidos, aunque a nivel mundial, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, en el 2013 145,700 personas murieron de esta enfermedad en el mundo.

Por eso el brote de sarampión registrado en uno de los parques de Disneylandia en Anaheim, es especialmente preocupante. Hasta el momento se han identificado a 39 personas contagiadas en cuatro estados, 35 de ellas en California y 13 de esos casos fueron reportados esta semana. La gran mayoría de ellos ocurrieron en personas que no fueron vacunadas.

Lo ocurrido en Disneylandia es una mezcla de factores. Supuestamente un turisdta extranjero pudo ser el portador del virus que lo diseminó accidentalmente en el parque. El problema es que había gente que no estaba vacunada.

Lamentablemente este es el resultado de una tendencia peligrosa de considerar que las vacunas infantiles causan problemas como el autismo. Esta teoría salió en un artículo en 1998 escrita por el médico Andrew Wakefield en donde dijo que la vacuna multiple (MMR) contra sarampión, paperas y rubeola causaba daño. El estudio fue desmentido como un fraude y Wakefield perdió su licencia para ejercer medicina a raíz de esta publicación.

Sin embargo, la mentira del estudio ha sobrevivido hasta el punto que 48 estados de la Unión Americana hoy reconocen excepciones para no vacunar niños. Más de 13 mil de los casos de “excepción por creencia personal” se registraron en California el año pasado. Por fortuna algún tribunal, como la Suprema Corte de Missisippi los declaró inconstitucional, a pesar de la resistencia entre padres ignorantes que ponen en peligro la salud de sus hijos y la de todos al no vacunarlos.

Debe quedar claro que la vacuna MMR no tiene relación alguna con el autismo, según los numerosos estudios que se han realizado. Los padres tienen la obligación de que sus hijos estén vacunados en vez de hacer jugar al médico peligrosamente. Los médicos recomiendan también medidas básicas como lavarse las manos y tapares la boca al toser.

Esté tranquilo vacunando a sus hijo y permita que todo estemos tranquilos en cuanto a la salud pública