La derrota de una tenista abrió el debate sobre la influencia de la menstruación en el rendimiento deportivo

La tenista británica aseguró que sufrió "cosas de chicas" en su derrota en la primera rueda
La derrota de una tenista abrió el debate sobre la influencia de la menstruación en el rendimiento deportivo

La derrota de la mejor tenista británica abrió un debate del que no se habla mucho en el mundo del deporte. Heather Watson cayó en la primera rueda del Abierto de Australia ante la búlgara Tsvetana Pironkova por 6-4 y 6-0, pero lo que llamó la atención fue la explicación de la perdedora. Watson, que sufrió mareos y nauseas, contó tras la derrota: “Creo que fue una esas cosas que tengo, una cosa de chicas”.

La tenista se refirió a la incidencia de la menstruación en su rendimiento y comentó: “Me pasa algunas veces. Voy a ver un doctor después para saber si puedo hacer algo que me ayude para estos momentos en el futuro”.

Watson, que tiene de 22 de años y venía de ganar el segundo título de su carrera en el torneo de Hobart, es una de las grandes esperanzas del tenis británico y actualmente está en el puesto 38 del ranking de la WTA.

Annabel Croft, ex número uno de Gran Bretaña, fue consultada al respecto por la BBC y describió este problema femenino como un “sufrimiento en silencio”. Según Croft, este es “el último tabú en el deporte”..

En declaraciones a BBC Mundo, Luis Miguel Jiménez Bona, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Lleida y miembro del equipo de entrenamiento Coach to Top, resalta que el período menstrual afecta los niveles de hierro, lo que ocasiona deficiencia en las funciones metabólicas y la producción de energía.