Habrá más reembolso para beneficiarios de DAPA y DACA

Indocumentados que califiquen para los alivios migratorios podrán reclamar reembolsos retroactivos
Habrá más reembolso para beneficiarios de DAPA y DACA
Los beneficiados con los alivios migratorios tendrán un número de Seguro Social.
Foto: ARCHIVO

Los inmigrantes indocumentados que califiquen para los alivios migratorios otorgados por el Presidente Barack Obama podrán reclamar reembolsos retroactivos por créditos fiscales a los que no calificaban mientras estaban trabajando sin un número de seguro social válido.

Uno de esos es el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (EITC) que puede ser de hasta $6,000.

“El programa (de alivios migratorios) te permite reclamar el EITC”, dijo el martes John Koskine, comisionado del Servicio de Recaudación de Rentas (IRS) ante el Comité de Finanzas del Senado.

Los inmigrantes que califiquen para el programa de extensión de DACA y acción diferida para padres de ciudadanos estadounidenses o residentes legales (DAPA) recibirán un número de seguro social, lo que significa que podrán enmendar su declaración de impuestos de los últimos tres años para reclamar el EITC al que antes no tenían derecho.

“Para determinar si pueden hacerlo retroactivamente, aplicarían los estatutos normales de limitaciones sobre hasta cuándo se puede presentar una enmienda a una declaración fiscal”, agregó Koskinen.

La página web del IRS dice que los contribuyentes tienen hasta el 15 de abril para presentar reclamos de créditos fiscales de 2011 y hasta abril de 2016 para ajustes en la declaración fiscal de 2012.


LEE ADEMÁS:

Editorial: El problema es la deportación

Fracasa intento republicano para frenar alivios migratorios

Los niños mexicanos que cruzan la frontera para ir al colegio en EEUU


Koskinen indicó que, la interpretación del IRS de la acción ejecutiva de Obama, indica que los beneficiados con DACA y DAPA pueden reclamar el EITC retroactivamente, sin embargo, para hacer ese ajuste deberán haber hecho su declaración fiscal para esos años.

“Este es el problema al que te enfrentas”, dijo el senador Charles E. Grassley, republicano de Iowa, reclamando una solución a esta ‘laguna’ legal que contradice una política congresional “para no recompensar a quienes trabajan ilegalmente en Estados Unidos”.

La “laguna” se debe a la forma en que el IRS se ocupa de los inmigrantes indocumentados: aún cuando no tienen un permiso de trabajo están obligados a pagar impuestos sobre los ingresos que obtienen por su trabajo, para lo cual ha emitido millones de números de identificación individual del contribuyente, o ITIN, a los inmigrantes ilegales, lo que permite que paguen hasta.

Algunos créditos fiscales solo son elegibles para los que tienen un número de seguro social válido. Los contribuyentes que consiguen números válidos, sin embargo, pueden enmendar sus declaraciones de hasta tres años atrás, según explicó Lourdes L. Souss, portavoz de IRS.

Grassley pidió a Koskinen que revise de nuevo la interpretación que el IRS hace de las leyes.

La Administración Obama dice que hasta 4 millones de inmigrantes podrían obtener “acción diferida”, o la suspensión de la deportación y permisos de trabajo. No se sabe cuántos estaban pagando impuestos usando un ITIN, por lo que podría ser elegible para reclamar el EITC.

El EITC no es el único crédito fiscal en el debate sobre la inmigración. El IRS ya paga miles de millones de dólares al año a inmigrantes indocumentados a través del programa conocido como el Crédito Tributario Adicional por Hijos.

Los partidarios argumentan que los niños reclamados para el crédito tributario por hijos son probables ciudadanos estadounidenses, incluso si sus padres están aquí ilegalmente, y por lo que sería injusto negarles ese crédito.

Según el inspector general del IRS, en 2010, el gobierno reembolsó 4,200 millones de dólares a los inmigrantes indocumentados que reclamaban el crédito tributario por hijos