Hasta 20 años de prisión por operar sitio de ‘porno vengativo’

Se convierte en el primer estado en condenar a un hombre por operar un sitio como tal
Hasta 20 años de prisión por operar sitio de ‘porno vengativo’
Kevin Christopher Bollaert fue condenado por extorsionar a víctimas, pidiéndoles dinero a cambio de bajar fotos privadas.
Foto: Facebook

Un jurado de California condenó a un operador de un sitio de venganza pornográfica la tarde del lunes, una condena que se ha considerado como la primera en su clase a nivel nacional.

Kevin Christopher Bollaert, de 28 años, fue inculpado en una corte de San Diego de operar el sitio de pornografía, UGotPosted, en el cual los usuarios tenían permitido subir imágenes al desnudo de otras personas sin su conocimiento. El sitio, que operó entre 2012 y 2013, obliga a los usuarios a divulgar datos de los sujetos de las imágenes —nombre, edad, ubicación, y enlace a su perfil de Facebook.

El sitio tenía función de un medio para divulgar imágenes en un entorno de “porno vengativo” (revenge porn), una acción que se convirtió en crimen después que una ley en California lo declarara como tal.

En 2013, California se unió a otros 13 estados en pasar la ley, la cual dicta que es ilegal distribuir imágenes privadas y sexualmente explícitas en Internet sin el consentimiento de la persona que aparece en ellas.

Originalmente, la ley solo cubría aquellas imágenes que fueron tomadas por otra persona, pero en agosto de este año fue expandida para incluir selfis.

Sin embargo, la ley de porno vengativo no se aplicó en este caso, ya que es considerado solo una ofensa mínima. La procuradora Kamala Harris argumentó que el hombre merecía más de un año en prisión, como la ley indica.

Bollaert enfrentó 28 cargos, entre ellos conspiración, robo de identidad y extorsión, ante los cuales fue hallado culpable. Originalmente, enfrentaba 31, pero los restantes fueron declarados nulos.

A parte de operar el sitio UGotPosted, a consecuencia de la información de las víctimas de las imágenes compartidas, creó otra página, ChangeMyReputation, para que los sujetos de las imágenes pudiesen pagar para eliminar las fotografías perjudicadoras. Éstas solían pagar hasta $350, lo cual le generó un lucro a Billaert de $10 mil.

Enfrenta hasta 20 años en prisión por los cargos inculpados.