No dejes que San Valentín te deprima

Te decimos cómo lidiar con los recuerdos o el dolor de una reciente ruptura amorosa durante esta fecha
No dejes que San Valentín te deprima
Hay que abatir la tristeza cuando se ha terminado una relación amorosa en víspera de San Valentín.
Foto: Shutterstock

patricia.prieto@laopinion.com

“Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá”.

Así reza un poema del escritor y filósofo español Miguel de Unamuno que habla del desamor, ese sentimiento que algunas personas sienten intensamente durante San Valentín, si es que acaban de romper con su pareja, es el aniversario de su divorcio o la separación cae en esta fecha.

Y si este es tu caso, no dejes que el Día de los Enamorados te inocule la tristeza o la depresión.

“Por supuesto que cuando se da una separación o divorcio hay tristeza y, en algunos casos, depresión. Son estados emocionales que no se pueden evitar porque hay un duelo de por medio”, dice la doctora Ana Nogales, psicoterapueta de individuos, familias y niños en los condados de Los Ángeles y Orange.

“Entonces, esforzarse para disfrutar el día del amor va a ser un poco difícil, pero sí hay acciones, actividades y actitudes que podemos modificar o practicar para minimizar nuestro estado emocional”, agrega.

La principal actitud es “aceptar que uno está pasando un proceso que lo tiene que vivir con el corazón abierto para decir esto es parte de la vida.

“Esto es lo que me toca vivir en este momento, pero mi corazón va a estar sano y lo voy a mantener sano y voy a festejar el Día de San Valentín recordando el amor (o los amores) que he tenido en mi vida, así como el amor que he podido brindar y todo el amor que tiene mi corazón”, dice la experta en comportamiento humano.

Otra de las acciones es evitar establecer relaciones a la ligera, con la creencia de que un clavo saca otro clavo: “Cuando uno trata de reemplazar rápidamente una relación con otra, sin hacer el duelo de la separación o el divorcio y sin entender sus causas, uno queda con más dolor todavía por hacer las cosas de manera impulsiva”, denota la doctora Nogales. “Lo mejor es darle tiempo al tiempo y hacer las cosas a su tiempo”.

Lo peor que se puede hacer por despecho, en el Día de San Valentín, es evadir el despecho con alcohol o drogas.

“Si bien mucha gente que está deprimida va al alcohol para salir de la depresión, hay que tener en cuenta que el alcohol es un depresor y cuando pasa su efecto inmediato la persona entra en una depresión mayor”, dice la entrevistada. “Es decir que resulta peor el remedio que la enfermedad”.

Lo mejor que se puede hacer es respetar lo que se está sintiendo, afrontarlo a pesar del dolor y “tratar de mantener el corazón lo más abierto posible” para sentir de nuevo, de una forma saludable, la magia del amor.

Cuando se tiene el corazón partido tras un divorcio o separación es importante entender que el tiempo de duelo depende de cuánto duró la relación.

“Es muy importante que la persona que está viviendo el proceso del desamor sea paciente con ella misma”, dice la psicoterapeuta Anabel Castrezana, vinculada a Kaiser Permanente de Santa Ana, California.

Y para facilitar esa paciencia y salir avante del estado depresivo o de tristeza, Castrezana recomienda:

  • Valórate a ti misma(o). Muchas de las personas que caen en depresión después de una ruptura han basado su vida en complacer y mantener feliz a su pareja. Toma el rompimiento como una oportunidad para valorarte y buscar tu felicidad. Haz una lista de las cosas que quieres superar o aprender. Enfoca el tiempo del duelo para hacerlas realidad.
  • Evita aislarte o dejar de salir. Lo mejor es mantenerte ocupada (o). Busca a tus amistades o familiares. Una ruptura no se supera estando solo. Busca a personas que sean positivas y que te ayuden a recordar tu valor como persona.
  • No alimentes el dolor. Evita los lugares que te traigan a la mente recuerdos de tu ex; no veas fotos de él o ella; no escuches canciones que te recuerden de tu expareja.
  • Cuida tu salud. Duerme bien, come bien, haz ejercicio. Recuerda que tu salud física y salud emocional están fuertemente conectadas.
  • No te aferres a la relación que acabas de romper. Acepta el hecho que la relación terminó y así como todo en la vida, el mañana está lleno de oportunidades, incluyendo un nuevo amor.
  • Busca ayuda. De ser necesario, busca ayuda profesional. Esto no es una señal de debilidad, si no de fortaleza para poder encontrarte una vez más como persona.