California más cerca que nunca de permitir muerte asistida

Una propuesta de ley permitirá que tras cumplir ciertas condiciones, una persona pueda decidir morir sin sufrimiento
Sigue a La Opinión en Facebook
California más cerca que nunca de permitir muerte asistida
Brittany Maynard, residente de California con cáncer terminal, tuvo que mudarse a Oregon para morir con asistencia médica.
Foto: Archivo

@aracelimartinez

Los Ángeles.- California ha intentado sin éxito aprobar seis veces una ley para legalizar la muerte asistida de sus enfermos terminales, pero este año como en ninguna otra ocasión, está más cerca de lograrlo.

“Hemos tenido varios intentos legislativos, pero nunca habíamos tenido el apoyo que se ha visto desde que el caso de Brittany Maynard se hizo público. Su experiencia ha tocado los corazones de muchas personas en todo el país y el estado, y ha abierto la conversación sobre las decisiones de fin de vida”, dijo Patricia A. González Portillo, vocera de la organización Compassion & Choices en California que apoya la ley SB128, el Acta de Opción de Fin de Vida.

Agregó que esta propuesta de ley, establece que una persona con una enfermedad, terminal con menos de seis meses de vida, dos diagnósticos médicos, en pleno uso de sus facultades mentales, tenga la opción de pedir una receta médica para que pueda morir sin sufrimiento.


LEE TAMBIÉN:

Crece el debate sobre la eutanasia en Estados Unidos

Daniel Díaz sobre Britanny Maynard: ‘Mi esposa hizo lo correcto’

Asamblea de NJ aprueba proyecto de muerte asistida

California luchará por el derecho a la muerte asistida


Los estados que ya cuentan con una ley de muerte asistida son Oregon, Washington, Montana, Vermont y Nuevo México. California ha fracasado en seis intentos legislativos. Este año, a menos de tres meses de la muerte de Brittany, California presentó su séptimo esfuerzo por la muerte asistida, junto a trece estados más que han hecho lo mismo.

A partir de Brittany, el apoyo para la muerte con ayuda ha crecido de manera increíble, dijo Portillo. Un sondeo reciente arrojó que 74% la apoya en todo el país, y en California, el 64% de los votantes lo respalda.

Portillo aclaró que hay una gran diferencia entre la muerte asistida y el suicidio.

“El suicidio es cuando una persona está tan deprimida que ya no quiere vivir, la ayuda para morir o muerte asistida es para personas competentes mentalmente, que quieren vivir, pero la enfermedad no se los permite, se están muriendo, y no hay medicamento que pueda hacer nada por ellos”, recalcó.

LEE SOBRE BRITANNY MAYNARD AQUÍ