‘Hoy no, me duele la cabeza’

Conoce cinco de los factores que pueden reducir el apetito sexual de la mujer
‘Hoy no, me duele la cabeza’
La reducción de la libido no es un mito, sino un fenómeno multifactorial.
Foto: Shutterstock

@prietolaopinion

Aunque no hay día ni hora específica para el encuentro sexual, lo cierto es que durante el Día de San Valentín la actividad sexual de las parejas se incrementa tras las cenas, fiestas y rituales que realizan para celebrar el amor.

Pero a pesar de tanto romance y coqueteo durante este día, algunas mujeres no logran prender el deseo de la pasión por tener baja la libido. ¿A qué se debe esto?

La doctora Mónica Pérez, ginecóloga obstetra del Centro Médico de Kaiser Permanente en Baldwin Park, señala que “muchas mujeres experimentan disminución del deseo sexual en algún momento de sus vidas“.

Esto puede ocurrir de forma temporal, como por ejemplo después de dar a luz a un bebé, o a largo plazo. “Y sea cuál sea la causa, es importante hablar del tema con el doctor de cabecera para buscar una solución“, aconseja la galena.

La doctora Pérez enumera cinco factores —entre otros— que influyen en la disminución de la líbido en las féminas.

1- Cambios hormonales. Esto se da especialmente después de dar a luz y durante la menopausia. “Las mujeres que acaban de tener un hijo generalmente pierden la libido como resultado de un aumento en la producción de la hormona prolactina”, explica la galena.

La prolactina es la hormona que se produce durante el período de lactancia. En el caso de la menopausia, ante la disminución de los niveles de estrógeno se producen cambios en el tejido vaginal haciendo que las relaciones sexuales sean dolorosas. También se presenta una excitación y un clímax sexual más lento (es decir que se tarda más en llegar al orgasmo).

2- Trastornos emocionales. La ansiedad, la fatiga, el estrés, la depresión y otras trastornos emocionales reducen el deseo sexual.

“Sabemos que el estrés por ejemplo, reduce la producción de testosterona, la hormona del deseo sexual. Lo mismo ocurre en personas que padecen de otros trastornos“, detalla la doctora Pérez.

3- Padecer de diabetes. La diabetes puede provocar problemas sexuales hasta en un 50% de los pacientes.

Los niveles altos de azúcar en la sangre y otras condiciones como la presión arterial pueden dañar los nervios y las arterias en los genitales, produciendo insensibilidad, resequedad vaginal o vaginitis“, explica la experta.

4- El insomnio. La falta de sueño es otro enemigo del deseo sexual. “Algunos estudios han demostrado que el insomnio reduce el nivel de testosterona en el organismo. Es importante regularizar nuestras horas de sueño y dormir por lo menos siete horas diarias”, acota la entrevistada.

5- Medicamentos. Ciertos medicamentos pueden disminuir el deseo sexual en las mujeres. Entre ellos están los los antihistamínicos o antialérgicos, relajantes musculares, medicamentos para bajar la presión alta y los diuréticos.

“Es bien importante que los pacientes hablen con su médico ante cualquier síntoma, problema o malestar”, aconseja la doctora Pérez.

La libido es el deseo o apetito sexual de una persona. La pérdida o reducción de la libido puede provocar una disminución del deseo de tener relaciones sexuales o que las encuentros sexuales no sean placenteros.