‘Compton no es solo crimen’

Inauguran laboratorio de ciencias para una primaria 'olvidada'

‘Compton no es solo  crimen’
Hevan Viscencio (izq.) aspira a convertirse en un científico de robótica.
Foto: La Opinión -

Por más de 20 años, estudiantes, padres de familia, maestros y dirigentes de la escuela primaria McNair de Compton, esperaron para que los niños pudieran tener acceso a las ciencias y la tecnología.

El problema terminó con la inauguración del primer laboratorio de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM).

La escuela se ubica en una zona peligrosa: al oeste del bulevar El Segundo, muy cerca de Willowbrook y el bulevar Compton, una ciudad considerada como la “capital de los homicidios” en el condado de Los Ángeles, y donde dos de cada tres asesinatos no se resuelven, según un reporte de Los Angeles News Group (LANG).

“Compton no es solo crimen”, refutó Ellen Craig, directora del plantel, primero en el Distrito Escolar Unificado de Compton en tener un laboratorio STEM. “El código postal donde la gente vive no debería determinar el nivel de éxito de las personas; aquí nunca había la oportunidad para que nuestros estudiantes estudiaran ciencias y pudieran competir en una sociedad globalizada”.

El proyecto terminado tuvo un costo de $25,000; incluye 32 computadoras portátiles, además de herramientas e instrumentos para que los niños puedan manipular objetos relacionados a la ciencia y la tecnología.

En total, la institución educativa cuenta con 120 computadoras. Su uso es rotativo, dos veces por semana para cada estudiante. Antes, no tenían nada.

Por años, nuestras escuela estuvo abandonada; no había ni pasto para que los niños jugaran“, dijo Yolanda López, quien fue parte del comité de padres de familia que abogó por el laboratorio.

Añadió que hubo tiempos en que los salones de clases ni siquiera había aire acondicionado.

“Una vez se desmayaron dos niños”, dijo. “Era como enviar a nuestros hijos a un desierto”.

No obstante, Rosario Pérez, latina nacida en Compton dijo que su hija Rebeca, de 5 años, se encuentra entusiasmada por ser parte de las actividades del laboratorio STEM.

“Le van a enseñar como es el mundo en realidad”, expresó. “Ella va a saber que todo en la vida tiene que ver con las ciencias“.

http://www.laopinion.com