Egipto pide a la ONU que levante el embargo de armas al Gobierno libio

El Consejo estudiará si adopta el proyecto de resolución

Egipto ha recabado el apoyo de la mayoría de los países árabes para pedir a la ONU que ponga fin al embargo de armas al Gobierno libio reconocido internacionalmente, dijo hoy el Ministerio egipcio de Asuntos Exteriores.

El Gobierno egipcio informó en un comunicado de que ha pedido la inclusión de una serie de medidas en cualquier resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Libia, entre las que están el fin del embargo de armas a ese Gobierno para que pueda luchar “contra el terrorismo”.

Según la nota, la mayoría de los embajadores árabes en la ONU se comprometieron a defender la postura egipcia en la reunión que celebra hoy el Consejo de Seguridad sobre Libia.

El Gobierno libio surgido de las elecciones del pasado 25 de junio, presidido por Abdalá al Zani, cuenta con reconocimiento internacional y se reúne provisionalmente en la ciudad de Tobruk, a 1,500 kilómetros al este de Trípoli, mientras continúa la inestabilidad en la capital, donde varias milicias se disputan el poder.

Asimismo, Egipto propuso que la comunidad internacional refuerce el control marítimo y aéreo de las fronteras libias para evitar que lleguen armas a las milicias armadas.

La fuente añadió que las propuestas egipcias fueron agregadas por los representantes árabes en el proyecto de resolución que será presentado hoy por Jordania, el único país árabe que es actualmente miembro no permanente del Consejo de Seguridad.

El Consejo estudiará si adopta el proyecto de resolución, después de escuchar las intervenciones del ministro de Exteriores de Egipto, Sameh Shukri, y del de Libia, Mohamed al Dairi, así como del enviado especial de la ONU para Libia, Bernardino León.

La mayoría de los países árabes expresaron hoy en una reunión de de delegados permanentes de la Liga Árabe en El Cairo su apoyo a los bombardeos egipcios en Libia y al levantamiento de armas para el Ejército libio, si bien Catar fue el único de esos Estados que mostró sus reservas ya que respalda al Gobierno paralelo islamista de Trípoli.

La aviación egipcia bombardeó el pasado lunes varias posiciones en Libia de las milicias extremistas vinculadas al grupo Estado Islámico (ISIS), en respuesta al vídeo del asesinato de 21 coptos (cristianos egipcios) difundido este domingo.

Egipto ha instado al Consejo de Seguridad de la ONU a que apruebe una resolución de acuerdo con los capítulos VI y VII de la Carta de la ONU, que, entre otras medidas, autorizan el uso de la fuerza para mantener la paz y la estabilidad.

Cuatro años después del alzamiento que acabó con el régimen dictatorial de Muamar al Gadafi, Libia es víctima del caos y la guerra civil mientras que la amenaza de los grupos yihadistas afines al EI crece y se afianza en su territorio.