Condenan a colombianos que asesinaron agente de la DEA

James “Terry” Watson fue atacado en un taxi en Bogotá

Washington — Dos ciudadanos colombianos han sido condenados a prisión por el secuestro y asesinato del agente de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA), James “Terry” Watson en Colombia en junio de 2013, informó hoy el Departamento de Justicia.

Edwin Gerardo Figueroa Sepúlveda, de 39 años y oriundo de Bogotá, fue sentenciado a 30 años de prisión, y Wilson Daniel Peralta Bocachica, de 31 años, recibió una sentencia de tres años y tres meses en prisión.

Ambos fueron sentenciados por el juez federal Gerald Bruce Lee en un tribunal del distrito Este de Virginia.

Figueroa Sepúlveda se había declarado culpable de conspirar para realizar “paseos millonarios”, en los que él y sus cómplices metían con engaños a sus víctimas en un taxi, para luego secuestrarlos y robar sus pertenencias.

Watson fue secuestrado y asesinado el 20 de junio de 2013 en Bogotá, después de que Figueroa Sepúlveda y sus cómplices lo metieron en un taxi y lo atacaron.

El exagente de la DEA logró huir del taxi pero falleció poco después debido a las lesiones con puñal que recibió.

Peralta Bocachica, también de Bogotá, se declaró culpable de obstrucción de justicia al eliminar las huellas de sangre de la víctima y otras pruebas del taxi antes de entregarlo a la policía.

El fiscal general, Eric Holder, dijo en un comunicado que EEUU honrará siempre el “profundo sacrificio” de Watson y jamás cesará sus esfuerzos por llevar ante la justicia a quienes amenazan a los agentes policiales.

Por su parte, la administradora de la DEA, Michele M. Leonhart, dijo que las autoridades sentenciarán a todos los implicados en el atroz crimen contra Watson.

Otros cinco cómplices han sido implicados en el secuestro y asesinato de Watson, tres de los cuales han sido sentenciados a entre 20 y 27 años de prisión, mientras que otros dos aguardan sentencia en abril próximo.