Cómo billetes viejos se transforman en energía para Los Ángeles

Una planta de energía del condado quema 535 toneladas de billetes

Guía de Regalos

Cómo billetes viejos se transforman en energía para Los Ángeles
Los billetes viejos y sin uso son quemados para generar energía.
Foto: Archivo

Desde hace cinco años una planta que produce electricidad en Los Ángeles ha quemado 535 toneladas de billetes. Y no, no es un desperdicio.

Son billetes desgastados que el Banco de la Reserva Federal ha sacado de circulación y los envía a las instalaciones de una planta termoeléctrica en Commerce para que sean utilizados como combustible, según un reportaje publicado este viernes por KPCC.

La Reserva Federal opera 28 instalaciones de procesamiento de efectivo en el país y en Los Ángeles se encuentra una de las más grandes, donde el año pasado se revisaron 3,100 millones de billetes.

El papel moneda en sus diferentes denominaciones es revisado por una máquina capaz de procesar 100 mil billetes en una hora y determina si está en buenas condiciones.

Los billetes dañados pasan a una máquina trituradora y se envía a la planta en Commerce donde se incinera para producir calor y generar suficiente electricidad como para abastecer a unos 20 mil hogares del condado en el año.

Hasta hace poco las tiras de billetes eran botadas en un relleno sanitario o basurero, pero desde el 2010 empezó a utilizarse como combustible.

Los billetes de más rápido desgaste son los Washington de $1 y los Lincoln de $5, pero también llegan a quemar los Jackson de $20 (que tienen vida útil de siete años) y hasta los Franklin de $100 (que llegan a durar 15 años).

Cuando se detectan billetes falsos se envían al Servicio Secreto para investigación.

Parte de los billetes triturados se utiliza también como fertilizante, para decoración de muebles o como material de aislamiento térmico en viviendas.