El contrabando de antigüedades que financia a Estado Islámico

El comercio del patrimonio cultural es una de las principales fuentes de financiamiento del grupo militante yihadista. La BBC investigó la ruta del contrabando desde Siria, pasando por Turquía y Líbano, hasta llegar a Europa.
El contrabando de antigüedades que financia a Estado Islámico
Guardia en sitio arqueológico de Siria

El comercio de antigüedades es una de las principales fuentes de financiamiento del autodenominado grupo militante Estado Islámico (EI).

Es por esto que el Consejo de Seguridad de la ONU prohibió toda transacción con artefactos provenientes de Siria, acusando a los yihadistas de EI de saquear el patrimonio cultural de ese país con el fin de fortalecer y organizar su violento movimiento.

El periodista de la BBC Simon Cox investigó el tráfico de esos bienes, en una ruta de contrabando que lo llevó desde Siria, pasando por Turquía y Líbano, hasta llegar a Europa.

Para poder mover y vender antigüedades saqueadas se necesita un intermediario. De estos hay varios en las fronteras de países vecinos de Siria.

En el sector turístico de Beirut, hay varias tiendas que venden copias y falsificaciones de antigüedades pero, para clientes con dinero, hay mercancía especial.

Las autoridades en Líbano han realizado varias redadas en las que han recuperado varios objetos valiosos que han entrado al país por las rutas que toman los refugiados del conflicto en Siria.

En el Museo Nacional de Beirut se exponen estatuas helénicas, romanas y bizantinas, bustos y sarcófagos de 3.000 años de antigüedad. Apartados de estos hay una colección especial.

Estado Islámico es responsable del saqueo de los tesoros nacionales. Lo hacen por el dinero que viene de lugares específicos.