¿Se puede evitar la infidelidad?

Experta en relaciones sentimentales asegura que sí es posible y ofrece consejos para lograrlo
¿Se puede evitar la infidelidad?
Hay quienes, en cuanto se presentan dificultades sentimentales, prefieren buscar la felicidad fuera de la pareja, a trabajar en resolver los problemas.
Foto: Shutterstock

¿Es cierto que las personas infieles no pueden cambiar? ¿Podrías perdonar o confiar en alguien que te ha sido infiel?

Dana Michel, Fundadora y Presidenta del sitio de citas Marriage Material asegura que las personas sí pueden cambiar. Según la experta, es importante que desde un principio la pareja sea honesta mutuamente acerca de su posición en fidelidad. El problema nace cuando la pareja no está en la misma página con respecto al tema.

“Si lo que quieres es una relación abierta, búscate a una persona que esté buscando lo mismo. O si aún no estás preparada para una relación exclusiva y prefieres seguir soltera, no comiences una relación”, indicó.

El sitio de citas de Michel está orientado a aquellos que quieren una relación duradera y eventualmente un matrimonio, independientemente de la preferencia sexual, raza, edad, religión o estatus profesional.

“Mucha gente romantiza las relaciones sentimentales, especialmente aquellos a quienes les gusta estar enamorados, pero en cuanto surgen los problemas, se alejan de su pareja”, señaló la experta.

“Las relaciones llevan mucho trabajo, pero las buenas relaciones lo justifican”. Michel aconsejó hablar con aquellas que están en relaciones que admires. “Te dirán cuán difícil es. Por algo los votos matrimoniales incluyen ‘En las buenas y en las malas’”.

La brecha entre hombres y mujeres infieles es cada vez menor, debido, en parte, a los logros financieros de las mujeres que en la actualidad pueden subsistir independientemente de su pareja.

Michel indicó que si bien el estereotipo de que las mujeres son infieles por razones emocionales, mientras que los hombres lo hacen por sexo, es en parte cierto, también existen otras razones. “Tanto hombres como mujeres son infieles cuando sus necesidades no son satisfechas”, explicó.

“En lugar de resolver los problemas, buscar terapia profesional, o terminar la relación, la persona infiel busca a una tercera persona para compensar, debido a su falta de madurez emocional y falta de respeto por la relación”.

Michel describe los motivos principales que llevan a alguien a ser infiel, y explica cómo evitarlos:

1. Muchas personas nunca han sido testigos de relaciones sentimentales positivas, y desconocen su dinámica.

“Esto no es un impedimento para que tengas una buena relación. Por el contrario, te enseña lo que no debes hacer con tu pareja, lo cual es muy útil”, indicó.

La experta aconsejó leer libros escritos por expertos terapistas que te ayuden con la relación. “Aprende a reconocer las señales de alerta, de este modo, podrás resolver los problemas en cuanto se inicien”.

2. Otro motivo de infidelidad es la falta de comunicación. Hay quienes no tienen las herramientas emocionales para comunicar sus sentimientos. “En cuanto se sienten infelices, en lugar de encarar el problema, buscan la salida fácil por la puerta de la infidelidad, y buscan consuelo fuera de la pareja”, explicó Michel.

La habilidad de comunicarse de manera regular es fundamental. “Puede parecer difícil, pero es necesario. Recuerda que tú eres el denominador en común de todas las relaciones en que te embarques”, aconsejó la experta.

3. Saber escuchar. Muchas veces el problema de comunicación no radica en quien expresa los problemas, sino en quien los minimiza o ignora. Cuando tu compañera o compañero comparte sus inquietudes y necesidades, presta atención y trata de llegar a un acuerdo, en lugar de descartar sus sentimientos.

4. Primero lo primero. En muchos casos, el trajín diario y las preocupaciones del trabajo, los chicos y otras responsabilidades, desplazan la intimidad de la pareja, tanto emocional, como física.

“Dale prioridad a la relación, porque de otro modo puede derrumbarse. Recuerda que las personas son infieles debido a la manera en que las tratan y no por cuestiones de aspecto físico”, advirtió Michel.