Motivan a los jóvenes a través de la experiencia

Subtítulo en entre líneas usando 21 subtítulo
Motivan a los jóvenes a través de la experiencia
Moste suministrada
Foto: authors

@Marvelia Alpízar

Graduarse de la preparatoria es la esperanza que pone una familia en sus hijos. Pero asistir a la universidad es un reto que involucra a todos.

Es una labor que la organización Motivando a Nuestros Estudiantes Mediante la Experiencia (MOSTE) ha desarrollado desde hace casi 30 años para lograr que las jóvenes que se gradúan de la secundaria asistan a la universidad y logren graduarse de ella.

MOSTE les ofrece las herramientas necesarias para mejorar sus vidas, la de sus familias y servir de fuente de inspiración para que otras jóvenes hagan lo mismo.

Trabajamos con muchachas en el condado de Los Ángeles, comenzando desde el séptimo grado, a través de vínculos que tenemos con sus escuelas“, dijo Laura Minzenberg, directora de MOSTE.

“Nuestra meta es que ingresen a la universidad y lograr que ellas se gradúen. “Una vez que entran a la universidad, las seguimos hasta allá”, dijo Minzenberg.

Agrega que las jóvenes reciben información y asesoramiento sobre ingreso a la universidad durante sus años de estudio en secundaria y preparatoria, proceso que continúa una vez que han entrado a la universidad.

Actualmente 225 jóvenes son parte del programa de MOSTE, de los cuales el 85 por ciento es de origen latino.

“Nuestra misión nació de una investigación que nuestro director fundador estaba haciendo para su doctorado en esa época, la cual reveló que la confianza de las jóvenes disminuye al comienzo de la escuela secundaria”, dijo Minzenberg. “Ella identificó las necesidades de mentoría de las jóvenes que conformaban ese grupo”.

MOSTE prepara a las estudiantes con información sobre los diferentes tipos de universidades, las materias que necesitan para encaminarse a la universidad.

Asimismo, les informan sobre lo que pueden esperar en una feria universitaria y qué tipo de información solicitar para evaluar la escuela a la que desean asistir.

Una de las inquietudes de las estudiantes que están por ingresar a la universidad es la barrera económica que pueda impedirles continuar con sus estudios más allá de la preparatorias. Sin embargo, resalta Minzenberg. “La barrera emocional y social, estar lejos de casa es algo exigente para las muchachas”.

El trabajo de los mentores es voluntario, por lo que MOSTE invita a las personas que lo deseen para que se integren a su grupo conformado actualmente por 80 voluntarios que participan en el programa.

“Somos un programa pequeño con un corazón muy grande. Somos pequeños en escala pero invertimos mucho en las jóvenes”, dijo Minzenberg.