Juntos podemos combatir el fraude

Cualquier persona puede ser el blanco de un defraudador, pero los consumidores mejor informados pueden ayudar a combatir el fraude,
Juntos podemos combatir el fraude
Usted puede dar un paso importante en la lucha contra el fraude presentando una queja o reportando una presunta estafa.
Foto: Archivo

Las llamadas inesperadas pueden ser algo así … “Hola, lo llamo para cobrarle una deuda, tiene que pagarla o podría ser arrestado … Hola, estamos trabajando con el gobierno federal y podemos ayudarlo a reducir sus pagos de hipoteca”.

Si usted recibe una llamada telefónica de este tipo — especialmente si él que lo llama le pide dinero, le solicita información de su cuenta bancaria, o lo amenaza — podría estar lidiando con un defraudador. Estos son cada vez más descarados y sofisticados en sus estafas contra los consumidores latinos y otros, tanto por teléfono como por internet, televisión, correo, e incluso por medio de aplicaciones móviles o “apps”.

Algunos delincuentes enfocan ciertos tipos de fraude hacia ciertas comunidades, como las personas mayores, familias militares o minorías étnicas. La comunidad latina también es una de esas víctimas. En los últimos años, miles de consumidores de todo el país han sido engañados y agraviados por medio de estafas específicas dirigidas hacia la comunidad latina, despojando de millones de dólares a familias trabajadoras.

Los consumidores latinos deben tener cuidado con las personas que los llaman imprevistamente y que dicen que trabajan para el gobierno o que les piden dinero, les hacen promesas poco realistas, o que las amenazan con el arresto, la deportación o con denuncias ante las autoridades inmigratorias. Las estafas de impostores encabezan la lista anual de quejas de consumidores recibidas por la Comisión Federal de Comercio (FTC), la principal agencia de protección del consumidor del país, y estos estafadores son más propensos a dirigirse a los consumidores latinos.

La buena noticia es que la FTC está tomando medidas agresivas contra los estafadores que dirigen sus operaciones contra los latinos y otras comunidades. En los últimos 12 meses, hemos clausurado una cantidad de fraudes dirigidos específicamente a los consumidores latinos. Entre algunas de estas estafas, se pueden mencionar una operación de cobranza de deudas fantasmas que afectó a miles de individuos tratando de cobrarles dinero que no adeudaban, así como una tarjeta inútil de descuentos de servicios de salud, una publicidad engañosa de préstamos sobre el título de propiedad de carros, y el envío de productos defectuosos o que no habían sido ordenados. Para derrotar al fraude, la FTC también está coordinando estrechamente con sus colegas del ámbito federal y estatal — incluyendo el Departamento de Justicia y los fiscales generales estatales.

Cualquier persona puede ser el blanco de un defraudador, pero los consumidores mejor informados pueden ayudar a combatir el fraude, y esta semana, la FTC está difundiendo ese mensaje como parte de la Semana Nacional de Protección del Consumidor. En primer lugar, procuramos educar a los consumidores para ayudarlos a evitar las estafas, y el año pasado intensificamos nuestros esfuerzos educativos con fin de incluir nuevas iniciativas y recursos gratuitos.

En tal sentido, cabe destacar el lanzamiento de la iniciativa “Todas las Comunidades”, talleres con colegas del gobierno y del ámbito comunitario, la campaña “Pásalo” que alienta a las personas mayores a hacer correr la voz sobre las estafas y transmitir las mejores maneras de derrotarlas, y fotonovelas para informar mejor a los latinos sobre algunos fraudes específicos.

Cuánto más información obtengamos del público sobre lo que está sucediendo en sus comunidades — como los relatos personales que pude oír durante un taller comunitario reciente en Long Beach, California — mejor preparados estaremos en la FTC para poder detectar y erradicar el fraude.

De hecho, nuestras acciones de cumplimiento de ley y otras iniciativas suelen estar impulsadas por las quejas de los consumidores. Usted puede dar un paso importante en la lucha contra el fraude presentando una queja o reportando una presunta estafa. Cualquier consumidor puede hacerlo — en español o en inglés — visitando el Asistente de Quejas de la FTC en www.ftc.gov/queja o llamando al 1-877-FTC-HELP FREE (1-877-382-4357).

En nuestro sitio web también tenemos una amplia variedad de recursos en idioma español fácilmente disponibles en www.ftc.gov/espanol. Los consumidores también pueden suscribirse para recibir alertas de estafas por email. Lo alentamos a compartir estos recursos a través de sus redes sociales. El simple hecho de hablar sobre las estafas con nuestras familias, amigos o vecinos puede disminuir las probabilidades de que nuestros seres queridos y nuestros conocidos se conviertan en víctimas de un estafador.

La FTC se mantendrá alerta. Trabajando juntos y fortaleciéndonos mutuamente, podremos detener el fraude que ataca a nuestras comunidades.