Medina Mora quiere llegar a la Corte Suprema

Sectores critican su agenda conservadora

@GardeniaMendoza

MÉXICO

Después de dos años como embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora quiere regresar a México promovido por el presidente Enrique Peña Nieto para ser ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), un cargo en el que podría permanecer hasta 15 años.

Pero no todo es color de rosa para el diplomático que prometió “velar por los intereses y derechos de los compatriotas en EEUU” y visualizó “una agenda de oportunidades” entre las dos naciones.

En la Unión Americana deja en el tintero la resolución de diversas violaciones contra los derechos humanos, entre ellas, las tres muertes recientes de mexicanos a manos de autoridades; la Reforma Migratoria y atorada en los juzgados la ampliación de beneficios de DAPA y DACA.

En México, Medina Mora enfrenta una dura oposición a su candidatura como ministro que se promueve en el congreso.

Académicos, intelectuales y activistas se oponen tajantemente a que asuma este cargo. Argumentan que tuvo un “pésimo” desempeño en cargos previos a la diplomacia: como director del Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (CISEN), secretario de Seguridad Pública del gobierno federal y como procurador general.