Cómo tu nombre afecta tu vida (y tú sin saberlo)

Guía de Regalos

Cómo tu nombre afecta tu vida (y tú sin saberlo)

Para variar, los padres tienen razón. Algunos tardan meses enteros para encontrar un nombre que les guste para su bebé (generalmente), que combine con el apellido (generalmente) y que tenga un significado relevante para el nuevo ser que visita este planeta (generalmente). Otros simplemente se dejan llevar por la moda, y así tenemos unas temporadas en que pululan las Sofías (por Sofía Vergara), las Anas y las Elsas (let it goooooo), o los Santiagos y Mateos (¿alguien sabe por qué?). anaClaro que los padres buscan distinguir a sus hijos con el nombre, hacerlos destacar from the very beginning, o rendir homenajes familiares o faranduleros. Me acordé que conozco a alguien que se llama Axl Jovi (no es broma); claro que no hay que ser un oráculo griego para saber que la madre vivió el fin de los 80 y los 90 plenamente.

axlr

Pero más allá de tradiciones familiares o de nuestros dudosos gustos musicales, existen investigaciones alrededor de los conceptos colectivos relacionados con ciertos nombres y cómo de manera inconsciente prejuzgamos a una persona por su nombre.

  • Nombre común = empleo fácil. Durante mi primitiva adolescencia me chocaba tener un nombre tan común. Llegué a compartir clases hasta con otras 3 Claudias. Pero según un estudio de la Marquette University, las personas con nombres comunes tenemos mayores probabilidades de conseguir empleo que quienes tienen nombres inusuales. (Yo lo siento por nuestra Senior digital editor, Trilce– es broma)
  • Nombre raro = bad behave. Según la Universidad de Shippensburg, los chicos con nombres menos populares tienden a las malas conductas e incluso a la delincuencia.
  • Pero si de portarse mal se trata, School Stickers hizo una encuesta para saber qué nombres eran los peores o los mejores: si tienes una niña y no quieres problemas con los maestros, no le pongas Ella, Bethany o Eleanor; si es niño, olvídate de Joseph, Cameron y William.
  • Nombre ambiguo = éxito. Especialmente en áreas dominadas por hombres, como ingeniería, arquitectura, abogacía, etc., los nombres que no se sabe bien si son de hombre o mujer, tienen más probabilidades de éxito.
  • Nombre con a/o = sex appeal. Las mujeres con a o con o en sus nombres resultan más sexy; mientras los hombres con e o i en sus nombres son más atractivos. Y no lo dice cualquiera: fue una investigación del MIT.
  • Nombre con iniciales = inteligencia. Figuras como Michael J. Fox, TS Elliot o JK Rowling, suenan más competentes y brillantes que otros, incluso más que Michael Andrew Fox, Thomas Stearns Eliot o Joanne Rowling, según una investigación europea. No sé si Homero J. Simpson tendría algo qué decir al respecto.

homer-s-brain-o