Ocho básicos para la limpieza de primavera

Con las temperaturas más calientes llega el tradicional spring cleaning. Te decimos cómo preparar tu casa para la temporada
Ocho básicos para la limpieza de primavera
Que la limpieza de primavera sea una tarea familiar.
Foto: Shutterstock

Los primeros días calientes del año son sinónimo de spring cleaning, una tradición que permite refrescar nuestros hogares y prepararnos para las agitadas y alegres temporadas de sol y verano.

Esa limpieza de primavera es básicamente lo que en español llamamos una limpieza profunda, esa que promete no dejar ningún rincón de la casa sin revisar y sacudir.

Si todavía no has adoptado la práctica y no estás segura de saber cómo hacerlo, prepara cepillos, trapos, esponjas, guantes y productos limpiadores, y luego sigue estas ideas que te damos para que empieces la primavera con buen pie.

Cuando estés segura de que ya no los vas a necesitar, reúne todos tus suéteres, bufandas, guantes, abrigos y chaquetas de invierno, y lávalos bien. Luego ubica todas esas prendas en contenedores o bolsas al vacío, si tienes poco espacio, y guárdalas donde no te estorben .

“Un consejo para ahorrar espacio en el clóset es guardar la ropa de invierno en cajas de cartón o cajas plásticas, ya sea debajo de la cama o en la parte superior del clóset. Así tendrás espacio para tu ropa de primavera”, aconseja Carmen Ordoñez, asesora de modas de VivaFashionBlog.com.

Revisa concienzudamente tu armario y todo lo que no te hayas puesto en los últimos dos años, dónalo, regálaselo a tus amigas o tíralo a la basura si está dañado, tanto zapatos como ropa. Haz lo mismo con la ropa de tu pareja y la de tus hijos.

“Si tienes muchos zapatos y no sabes qué hacer con ellos, colócalos en cajas previamente etiquetadas. Los que uses menos, guárdalos debajo de la cama o en la parte alta del clóset, y a los de uso diario ubícalos en un lugar con fácil acceso”, aconseja Ordoñez.

Dale la vuelta al colchón, sacúdelo y aspíralo bien para evitar un posible problema de chinches. Cambia o lava las almohadas y almohadones. Luego viste la cama de primavera, con sábanas ligeras y frescas.

“Una buena opción para guardar ropa o cosas de la cama, como cobijas y edredones, es usar bolsas plásticas comprimibles. Son ideales para ahorrar espacio. Simplemente hay que colocar el artículo en la bolsa plástica y luego extraer el aire con una aspiradora. Se puede ahorrar hasta un 70% de espacio en el armario”, señaló Ordóñez.

Durante la limpieza semanal es habitual limpiar los inodoros, la ducha y el lavamanos, pero en la limpieza de primavera, debes además lavar los espejos, eliminar cualquier resto de moho y manchas. Hay muchos productos en el mercado para esto, pero entre otras cosas puedes usar bicarbonato y vinagre.

Dedica un par de horas para poner orden en el área de la cocina. Haz un inventario y bota todos esos alimentos enlatados que expiraron o están por expirar; revisa que tengas todos los utensilios que necesites y desecha los que no.

“Para una cocina organizada considera dejar solamente los artículos que realmente utilices con frecuencia en el mesón. Por ejemplo, si no utilizas la licuadora puedes almacenarla en un gabinete. Las cosas que uses de vez en cuando, también considera almacenarlas en un clóset o armario. Así ahorrarás espacio en la cocina y lucirá más organizada”, agrega Carmen Ordoñez.

Los aires acondicionados de ventana necesitan limpieza y mantenimiento en forma habitual para funcionar con un rendimiento óptimo.

Limpiar el aire acondicionado supone principalmente eliminar el polvo que se haya podido acumular durante los meses que no lo hayamos utilizado, por lo que es básico cambiar los filtros. Si sospechas de algún problema técnico, llama a un especialista para que les haga un chequeo antes de que comiencen los días duros del verano.

Aunque limpies los vidrios o cristales habitualmente, esta primavera dales un buen lavado con jabón. Eso quitará restos de polvo, nieve, manchas de lluvia y demás elementos impiden una vista clara.

Para hacerlo puedes fabricar tu propio limpiador mezclando vinagre y agua. Otra opción es añadir al agua un poco de lavavajillas y unas gotas de amoníaco, y luego seca con papel de periódico. No olvides repasar las persianas y los marcos de las ventanas.

Si tienes cortinas gruesas cámbialas por otras más ligeras –de algodón o de lino– y de colores claros. Así ayudarás a que tu casa se llene de luz y atmósfera primaveral.

Aprovecha esta limpieza para también retirar el polvo que se acumula sobre las plantas, limpiándolas con un paño suave empapado en leche. Poda las plantas que lo necesiten y transplanta las que hayan crecido mucho. Y añade algunos centros de flores de temporada para dar un toque natural.

Finalmente, como la primavera es además época de pagar impuestos, organiza tus papeles y documentos, y bota todo lo que ya no te sirva y archiva lo que si.

Revisa también tu botiquín de primeros auxilios y desecha todos los medicamentos vencidos.

Asegúrate además de tener las cosas básicas, como alcohol, gasa, curitas y pastillas para el dolor de cabeza y el malestar estomacal.