Alerta por brote de sífilis ocular en el sur de California

Hay varios casos reportados en la costa oeste
Alerta por brote de sífilis ocular en el sur de California
El sífilis ocular es una enfermedad que se transmite sexualmente, y ocurre en su mayoría en hombres que tienen sexo con hombres.
Foto: Archivo

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles emitió una alerta ante un brote en la costa oeste de varios casos de sífilis ocular que podría causar ceguera.

Al menos dos casos de la enfermedad se han reportado en el condado de Los Ángeles. Pero ya hay 14 otros diagnósticos de la enfermedad que se transmite sexualmente reportados en California —incluyendo 8 en San Francisco y 6 en el estado de Washington.

La mayoría ocurre en hombres que tienen sexo con hombres, muchos de ellos portadores del VIH.

Los casos empezaron a aparecer en diciembre.

La sífilis es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por la bacteria Treponema pallidum. Es fácil no darse cuenta de los síntomas, y es fácil confundirlos con algo diferente. Aunque no notes los síntomas, todavía puedes estar infectado. Cada etapa de sífilis se presenta de forma diferente.

La sífilis primaria se presenta como una llaga.

Los síntomas iniciales de sífilis ocular pueden ser sutiles y pueden incluir:

  • visión borrosa
  • motas (manchitas que flotan en su visión)
  • un tinte azul en su visión
  • parpadeo
  • dolor de ojo

Si no te los tratan, estos síntomas pueden avanzar a pérdida de la visión. Con tratamiento temprano, usualmente estos síntomas desaparecen.

Los hombres gay y bisexuales que están activos sexualmente y no tienen relaciones mutuamente monógamas deben:

  • Usar condones y limitar el número de parejas sexuales
  • Tener en cuenta los síntomas de sífilis y otras infecciones de transmisión sexual (ITS)
  • Hacerse la prueba de sífilis si presentan cualquiera de los problemas de visión descritos arriba
  • Hacerse la prueba de ITS – incluso de sífilis y VIH – por lo menos una vez al año

También, deben hacerse las pruebas cada tres meses si cualquiera de lo siguiente ocurrió el año pasado:

  • tuvo 10 o más parejas sexuales
  • tuvo sexo anal sin protección con una pareja cuyo estado del VIH es positivo o desconocido
  • usó poppers
  • usó metanfetaminas
  • tuvo gonorrea, clamidia, o sífilis