El apasionado de las máquinas del pinball que creó su propio museo en Hungría

Es el paraíso del pinball y se encuentra en Hungría, donde un aficionado de estas viejas máquinas de jugar logró reunir una colección de más de 130 de estos aparatos.

Quien pase por la puerta de este sótano en Budapest no sabrá que debajo de sus pies se encuentra un tesoro para los amantes de los pinballs o flippers.

El Museo Húngaro del Pinball, o Pbal Gallery, fue ideado por Balasz Palfi, un enamorado de esas máquinas ruidosas y luminosas, que combinan electrónica y cinética.

El museo, que tiene más de 130 pinballs, abrió en abril pasado y se ha vuelto popular entre adultos y niños.

Hasta se han realizado competencias internacionales allí, a las que concurrieron jugadores de toda Europa.

Conózcalo en este video de BBC Mundo.

Video producido por Frederick Bernas