Pascual, el primer doble invisible que sale a la luz

Edgar Muñoz escribe el blog "La Huella"
Pascual, el primer doble invisible que sale a la luz
Pascual Callejas.
Foto: Edgar Muñoz

La felicidad es enorme, desde el antiguo pueblo de Mason, Texas, hasta más allá de las nubes para tocar el cielo. Es el momento más grande de su vida. Una lucha que parecía perdida se tornó en un triunfo y ahora la comparte con sus padres que son inmigrantes y que han sufrido todo tipo de inconvenientes para permanecer en suelo estadounidense.

Pascual Callejas es el primer joven doblemente invisible, del cual se tiene registro, que sale de la oscuridad en Estados Unidos. Apenas en el mes de marzo recibió la aprobación de la solicitud para el alivio migratorio de la Acción Diferida, conocido como DACA, la cual se otorga a los indocumentados que llegaron al país siendo niños.

Sus papás lo trajeron en sus brazos cuando tenía un año de edad en compañía de sus otros dos hermanos, Thomas de 3 años y Sira de 2, quien padecía desde ese entonces de una deficiencia cerebral. Los papás de Pascual eran tan pobres que vivían en una choza de un rancho en Querétaro y tenían que caminar varios días para satisfacer una necesidad básica; conseguir agua.

Pascual actualmente tiene 16 años de edad y es uno de los alumnos más brillantes de la preparatoria “Mason High School”. Me dijo que él se dio cuenta que era indocumentado cuando empezó a notar que no tenía las mismas oportunidades que su compañeros. En un principio, le echó la culpa a sus padres, pero después entendió que ellos no tuvieron acceso al registro civil para sacarle un acta de nacimiento. Esto debido a que tanto Pascual como sus hermanos, Thomas y Sira, nacieron con una partera o comadrona en su humilde casa de adobe.

El triunfo de Pascual es tan grande, no sólo para él, su familia, como para las organizaciones como Be Foundation o Woodrow Wilson, que lo han apoyado. También es una victoria para miles de jóvenes que viven en limbo en Estados Unidos ya que no fueron registrados al nacer en su país de origen. En México también se les conoce a los doblemente invisibles como los que no son “ni de aquí ni de allá”, porque no hay registros de su existencia, ni en México ni en Estados Unidos.

Aunque la noticia de que Pascual ha salido a la luz, ya que por fin contará con un seguro social, tiene un lado amargo, nos recuerda que hay miles de fantasmas de carne y hueso que no pueden calificar para DACA. Por eso el triunfo de Pascual tiene su trascendencia histórica y registra un feliz precedente para los que aún viven en la oscuridad. Ahora Pascual es altamente cotizado por las mejores universidades en Texas por su elevado nivel académico.

edgar.munoz@nbcuni.com

edgarmunoz.com

?>