Sucesos que lapidan al gobierno de Brasil

El periodista Luján Frank Maraschio, desde Brasil, desarrolla diversos temas
Sucesos que lapidan al gobierno de Brasil
Dilma Rousseff fue excluida de la investigación de corrupción de más de 40 políticos de Brasil.
Foto: Agencia Brasil (EBC)

La lista de 49 políticos involucrados en el histórico escándalo de corrupción que detonó dentro de la empresa Petrobras, publicada por la Administración de Justicia de Brasil, indigna a la sociedad. La divulgación de los implicados en delitos tales como lavado de dinero y corrupción pasiva calificada enardece a los ciudadanos, que asistieron con asombro a la exclusión de Dilma Rousseff de las investigaciones.

La presidente culpó a la crisis mundial, por las dificultades económicas que vive el país y pidió “paciencia” con los ajustes. También atribuyó responsabilidades a la prensa, por la divulgación de todos los acontecimientos que viene viviendo Brasil y a los cambios climáticos, por la suba de precios. Mientras que la mandataria hablaba en cadena nacional, las manifestaciones populares se multiplicaban en las calles de muchas ciudades.

Porto Alegre, Brasil.- La presión popular, provocó que el Supremo Tribunal Federal (STF) resolviera hacer pública la lista de dirigentes políticos y operadores vinculados al gigantesco escándalo de corrupción dentro en la compañía Petrobras, que habría ocasionado pérdidas por unos 4.000 millones de dólares en 10 años.

La luz verde de la Administración de Justicia, involucra en el proceso inicial de investigaciones a 12 senadores, 22 diputados en funciones, pertenecientes a cinco partidos, y 2 autoridades que prestaron funciones en el pasado. La presidente Rousseff no será investigada en la denominada Operación “Lava Jato”. Según una información divulgada por la agencia Reuters, la determinación de la Suprema Corte, fue basada en el artículo 86 (parágrafo 4º) de la Constitución Federal.

¿Impunidad legitimada?

La medida del máximo nivel de la Administración de Justicia fue tomada, a pesar de haber sido citada Rousseff en una petición enviada por la Procuraduría General de la República al Supremo, informó el tribunal el 6 de marzo. El procurador general, Rodrigo Janot, alegó no tener competencia para averiguar a la presidente. Cabe señalar que, la primera mandataria, es nombrada en la misma solicitud que Janot menciona al ex ministro Antônio Palocci.

Entre los sospechados de recibir sobornos, proveniente de contratos entre la petrolera y diversas empresas, están los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha. Estos dirigentes son pertenecientes al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), imprescindibles para gobernar y aliados del gobierno.

Es necesario indicar que, figuran como sospechosos, 7 integrantes del PMDB, 6 del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), 32 del Partido Progresista (PP), 1 del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), 1 del Partido Trabajador Brasileño (PTB) y 2 operadores. La fiscalía también investigará la financiación de Rousseff en 2010, cuando sucedió en el cargo al presidente Lula da Silva.

Sociedad conmocionada

En los últimos días se registró un gran movimiento de transportistas de cargas, a lo largo y ancho del país. Los bloqueos de rutas, llevados a cabo por los camioneros, contaron con el apoyo de múltiples sectores de la producción, como el agropecuario y el comercial.

Los cortes de rutas, fueron duramente reprimidos por las fuerzas de seguridad, se pudieron ver actos de extrema violencia, arrojando muerte, heridos y presos. En secuencia, las protestas de trabajadores se reprodujeron en muchas localidades, exponiendo el malestar por la corrupción, la inflación, el aumento de precios en los combustibles, el desempleo, los costos de la energía eléctrica y la carga tributaria, entre otras cosas.

Otras vicisitudes

Además de Petrobras, decenas de grandes empresas, muchas de ellas constructoras, están envueltas en el escándalo, lo que ha generado la suspensión de obras en curso, así como la cancelación o revisión de líneas crédito y contratos. La situación amenaza igualmente al ajuste presupuestario gubernamental, para relanzar el crecimiento en una economía que viene desacelerándose en los últimos cinco años.

Es preciso informar que, el crecimiento del PIB en 2014, que se conocerá a final de marzo, será próximo a cero o incluso negativo, como ya reconoció el ministro de Economía, Joaquim Levy.

Russeff hablo someramente, en cadena nacional, sobre la corrupción, dijo que algunos sacrificios son temporarios y pidió a la gente “paciencia”. Pero, muchos saben que existen problemas en la sociedad que no son temporarios, que pasará mucho tiempo para ser superados y otros son perpetuos.