EE.UU.: corte determina que la canción “Blurred lines” fue plagio

Un tribunal en Los Angeles concluyó que el éxito de la música pop Blurred Lines, de Pharrell Williams y Robien Thicke que generó más de US$16 millones fue copiada del éxito del cantante Marvin Gaye "Got to give it up".
EE.UU.: corte determina que la canción “Blurred lines” fue plagio
Pharrell WIlliams, Robin Thicke

Un jurado en Estados Unidos decidió que los escritores de una de las canciones de pop más vendida de todos los tiempos fue copiada de otra canción.

El jurado de una corte de Los Angeles decidió que “Blurred lines”, de Robin Thicke y Pharrell Williams, violó los derechos de autor del éxito de 1977 de Marvin Gaye, “Got to give it up”.

La familia de Gaye recibirá más de US$7,3 millones por daños y perjuicios.

Gaye murió en abril de 1984, dejando a sus hijos los derechos sobre su música.

Sus hijos, Nona, Frankie y Marvin Gaye III, demandaron a los cantantes en 2013.

Nona lloró cuando fue leído el veredicto en la corte.

“En este momento, me siento libre”, dijo a los reporteros después de la sentencia.

“Libre de..las cadenas de Pharrell Williams y Robin, lo que trataron de hacer con nosotros y las mentiras que fueron dichas”, explicó.

Williams había dicho a los miembros del jurado que la música de Gaye hace parte de la banda sonora de su juventud, pero insistió en que no la tenía en mente cuando escribió la canción.

Pero el músico reconoció una semejanza entre las dos canciones y acordó que estaba “canalizando la sensación de finales de los años 70” cuando coescribió la canción.

Thicke testificó que él contribuyó poco a la escritura de la canción.

“Blurred Lines”, que fue nominada al Grammy, generó más de US$16 millones en ganancias, dejándole más de US$5 millones a ambos cantantes.