El hogar de la tercera edad: seguro, accesible y cómodo

Lo más importante es que el lugar tenga barras en el baño para evitar caídas
El hogar de la tercera edad: seguro, accesible y cómodo
Matilde Naranjo dice que su pequeño departamento es un palacio.
Foto: Fotos: Aurelia Ventura

@aracelimartinez

A sus 72 años y después de ser indigente en Los Ángeles, durmiendo en una camioneta, la inmigrante cubana Matilde Naranjo tiene un techo seguro.

“Me mudé el 6 de febrero. Esto me parece un palacio. Pensé que nunca iba a tener un lugar para vivir”, dice feliz Naranjo, quien recibió un departamento con subsidio público para personas de la tercera edad de bajos ingresos.

Lo que más la pone contenta es que el departamento creado para cubrir las necesidades de las personas mayores es muy seguro.

Es imposible que alguien pueda entrar. Todo está monitoreado, las escaleras, el elevador. El baño es muy amplio, tiene agarraderas suficientes para que uno no se resbale”, dice.

Naranjo tiene escasos muebles: una pequeña mesita y dos sillas que ya venían en el departamento de una recámara, que se aprecia muy espacioso.

“Tengo 72 años, y al tener ya un lugar donde vivir, me siento de 40 años con toda la esperanza de seguir adelante”, dice esta inmigrante.

A Naranjo la trajo una de sus hija de Cuba hace cinco años y medio. “No sé qué pasó con ella, cambió de la noche a la mañana. Como si el diablo se le hubiera metido al cuerpo, y me empezó a maltratar. Un buen día llamó a la policía y me acusó de querer matarla. La policía no encontró pruebas y me dejó libre. Otro de mis hijos me socorrió, pero la dueña del departamento no lo dejó tenerme en su casa y terminé durmiendo siete, ocho meses, en la troca de mi hijo. Cada día en una calle diferente. Hasta que mi doctor me puso con las personas correctas y me dieron este departamento”, cuenta.

Para los adultos mayores de bajos ingresos que no tienen acceso a una vivienda, se recomienda llamar al (877) 477-3646 de; Servicio de Protección a los Adultos (APS).

Comodidad y seguridad

El hogar de una persona de la tercera edad debe ser, ante todo, seguro y cómodo.

Lo mejor es que las personas no esperen para hacer arreglos a sus casas hasta los 60 años, sino que comiencen antes.

“Las enfermedades atacan de un momento a otro y lo mejor es estar prevenido. Además conforme nos hacemos viejos, surgen limitaciones físicas inesperadas. He visto personas que han comprado casas de dos pisos y terminan improvisando una recámara en el primero porque ya no pueden subir las escaleras”, dice Miguel Velásquez del Centro para Ancianos San Barnabas

Cómo debe ser el hogar de la tercera edad

– Trate de que su casa o departamento esté al nivel de la acera

– Evite lugares que tengas gradas o escalones dentro y fuera

– Si no puede evitar vivir en departamentos de varios niveles, búsque edificios que tengan elevadores

-Evite las áreas de muchas colinas

– Ponga en el baño de sus casa, barras en la tina o en las paredes del cuarto de regadera para evitar resbalones. Es posible que la Fundación México-Americana te pueda ayudar de manera gratuita a colocar las barras, si tienes más de 62 años y cubres ciertos requisitos. Puedes llamar al 323-278-3869.

http://www.laopinion.com