MALDEF: Los hispanos no son invisibles, pero sí desconocidos”

La creciente importancia de los latinos es un dato que queda perdido en los corredores del poder en Washington, asegura el Presidente de MALDEF

Washington.- Salvo algunas excepciones, los líderes políticos en Washington siguen dejando de lado las prioridades de la comunidad latina, pese a que los hispanos han crecido en números y tienen más peso en las urnas, afirmó este martes el presidente de MALDEF, Thomas A. Sáenz.

El problema no es que los latinos sean “invisibles” –los datos reflejan su creciente peso en el mercado laboral y en las urnas- sino que se les trata como “desconocidos”, dijo.

“Nos tratan como perfectos desconocidos, y lo desconocido le da miedo a algunas personas.”

En entrevista con este diario, el presidente del Fondo Mexicoamericano para la Educación y la Defensa Legal (MALDEF, en inglés), aseguró que la creciente importancia de los latinos es un dato que queda perdido en los corredores del poder en Washington.

“Aún no tenemos políticas públicas que reconozcan la importancia de los latinos. No hay políticas públicas que los representen particularmente bien, en todos los asuntos”, señaló.

Esa aparente omisión se ve reflejada en la ausencia de una reforma migratoria que proteja a la población indocumentada; la falta de una política que resuelva “con seriedad” la brecha académica de los latinos, y el peligro que corre la protección del derecho al voto de las minorías, según la lista de Saenz.

El presidente Barack Obama fue elegido dos veces gracias al voto latino, pero eso no se ha reflejado necesariamente en las políticas que la Administración ha priorizado”, se quejó.

En sus inicios, la Administración Obama optó por dar más énfasis a la reforma de salud, perdiendo una oportunidad para hacer historia también en inmigración. Cinco años más tarde, la comunidad inmigrante sigue sufriendo, según Sáenz.

Pero el Partido Republicano tampoco se libra de críticas porque, contrario a posturas más moderadas en el pasado, “ha satanizado y convertido en chivos expiatorios a los latinos, tratándolos como enemigos, y eso les perjudicará políticamente”, advirtió.

“Ha habido una reacción exagerada que viene de una mezcla de miedo e ignorancia por parte de la clase política élite, salvo unas importantes excepciones que sí nos representan en los corredores del poder”, enfatizó Saénz, sin dar nombres.

En ese sentido, su consejo a ambos partidos es que reconozcan que los latinos son una fuerza política “preocupada por muchísimos temas, no solo la reforma migratoria”, y que ya es hora de que “den más prioridad a los temas que le preocupan” a este bloque electoral.

MALDEF presiona por asuntos como un mayor acceso de los latinos a programas preescolares de alta calidad, una mejor capacitación para estudios universitarios, y más ayuda para que los latinos puedan acceder a la universidad y completar sus licenciaturas, y cualquier esfuerzo en el Congreso por recortar esas ayudas “no sólo es una amenaza para la comunidad latina, sino también para el futuro económico de EEUU”, según Sáenz.

El presidente y principal abogado de MALDEF cedió la entrevista momentos antes de participar en un foro sobre el “Estado de los Latinos” en el museo Newseum de Washington, donde líderes comunitarios, del Congreso y de la Administración Obama discutieron específicamente las prioridades educativas de los latinos.

El congresista demócrata por Arizona, Raúl Grijalva, coincidió con Saénz en que las escuelas son clave para la integración y avance de los inmigrantes y que, en vez de recortes, lo que necesitan son más recursos.

El foro se produjo en unos momentos en que ambos partidos libran férreas batallas sobre asuntos como el presupuesto para el año fiscal 2016, y el futuro de la reforma educativa.