¡Cuidado con los estafadores por teléfono!

Ofertas, amenazas... los timadores se valen de todo para sacar dinero
¡Cuidado con los estafadores por teléfono!
Los estafadores pueden hacerse pasar por tus familiares, así que has muchas preguntas y no te confíes.
Foto: EFE

aracelimartinez

En el momento que Julia Dubón terminaba de mandar 700 dólares a México a través de una popular compañía de envíos de dinero, un fuerte presentimiento de que era víctima de un engaño se apoderó de ella.

Una hora más tarde lo constató. “El hombre que se hizo pasar por un sobrino me dijo descaradamente por el teléfono, ‘hiciste un excelente trabajo’. Yo le respondí, sé que me has estafado. Pero cuidate porque existe el karma y de ese no podrás escapar”, sentenció Dubón, una inmigrante guatemalteca de 75 años.

El fraude, cuenta Dubón, ocurrió el 1 de febrero pasado cuando recibió la llamada telefónica de un hombre que se hizo pasar por su sobrino. “Caí redondita. Me dijo que lo detuvieron en la frontera de México, que le habían confiscado su dinero, y necesitaba pagarle a unos abogados para recuperarlo. Yo cometí el error de llamarlo Manuel, como uno de mis sobrinos. Y como no tengo servicio de larga distancia en mi teléfono, no pude llamar a mis hermanos en Guatemala para comprobar si en realidad era mi sobrino”, relata.

Dubón dice que en total el individuo que la chantajeó la llamó 20 veces a a su celular en un día, cada vez con mayor apremio para que le enviara el dinero. “Me dejó sin el dinero de mi renta”, dice Dubón.

Amandita Monchéz de 79 años corrió con más suerte. A través de dos llamadas al teléfono de su casa, a finales del año pasado y en febrero, diferentes individuos le pidieron dinero.

“Las dos veces se hicieron pasar por sobrinos. El segundo me dijo que le habían chocado su carro, que no tenía aseguranza, y le urgía el dinero. Yo sospeché que algo andaba mal cuando le pregunté quién era y sólo me repetía sin identificarse, soy tu sobrino más querido”, recuerda esta inmigrante salvadoreña.

Salió de dudas cuando llamó a sus hermanas y le dijeron que no había ningún sobrino en camino a Estados Unidos.

Si bien a Monchéz no le sacaron dinero, la dejaron con los nervios de punta.

Y cuidado porque los robos no sólo son por teléfono. “Un trabajador que vino a fumigar mi departamento el año pasado me robó 20,000 dólares que tenía guardados detrás del televisor. Cuando lo reporté a la policía dijeron que era la palabra de la compañía contra la mía y no podían hacer nada”, recuerda Monchéz con tristeza.

La mejor recomendación

Miguel Velásquez del Centro para Ancianos San Barnabás en Los Ángeles dijo que han notado un incremento en las estafas por teléfono contra los adultos mayores. “Imaginamos que son bandas que compran la información de las personas como sus números de teléfono”, dice.

Por eso recomienda a los adultos mayores no hacer ningún tipo de negocio por teléfono. “Cuando alguien les llama para pedirles que les envíen dinero, lo primero que deben hacer es colgar, y comunicarlo a familiares y amigos de confianza”, dijo.

Velásquez señaló que las personas de la tercera edad suelen ser víctimas más fácil de una estafa telefónica, sobre todo cuando viven solas, están delicados de salud y ansían compañía.

“Con la edad, los latinos en particular se vuelven muy sensibles, y piensan con el corazón. Por eso cuando alguien les llama y se hace pasar por un familiar en apuros, pues les tocan donde más le duele”, señaló