Big Papi admite, pero con excusas

El legendario pelotero dominicano se abre de capa en una columna muy íntima en el sitio web de Derek Jeter
David Ortiz siempre ha negado que haya usado substancias prohibidas para mejorar el rendimiento.
Eso luego de que el New York Times revelara en julio de 2009 que el bateador designado de los Medias Rojas de Boston era uno de los 104 peloteros que en 2003 habían dado positivo a una prueba de esteroides realizada por Grandes Ligas, con la venia del Sindicato de Peloteros, cuyos resultados debían mantenerse en secreto.
En un artículo de 2,340 palabras publicado en la página web “The Players’ Tribune”, creada por Derek Jeter, ‘Big Papi’ trata de poner punto final a las especulaciones sobre su uso de esteroides.
En la columna, publicada el pasado jueves, el toletero dominicano tácitamente admite que usó substancias dopantes, aunque se esmera en decir que lo hizo “sin saberlo”. Lo mismo dijo Barry Bonds, el ‘Rey de los Jonrones’de las Mayores, con 762, en el caso Balco.
“Conscientemente, nunca tomé ningún esteroide. Si dí positivo, fue por algo que estaba en alguna pastilla que compré en un maldito centro comercial”,  dice Ortiz en su artículo. “Si tú piensas que eso arruina todo lo que he hecho en este deporte, no hay nada que yo pueda decir para convencerte de lo contrario”.
Ortiz  indica que todavía no sabe a qué substancia dio positivo.  “Hasta este día, nadie me ha dado ninguna respuesta”, señala el bateador designado de Boston “Nadie me puede decir a lo que supuestamente dí positivo. Ellos dicen que legalmente no pueden porque se suponía que los exámenes nunca se harían públicos”.
La lista de 104 peloteros —que incluye a Manny Ramírez, Alex Rodríguez, Sammy Sosa, entre otras figuras— se mantiene sellada por orden judicial, y prohibe a la Asociación de Peloteros confirmar ningún nombre que haya sido reportado estar en la lista. Asimismo, la orden judicial previene que el sindicato proporcione datos específicos a cualquier beisbolista sobre el tipo de drogas al que dio positivo en el examen de sangre.

No ha fallado ningún test

Ortiz señala que desde 2004, él ha tenido que someterse a “más de 80” pruebas.
“Diez veces por temporada esos muchachos llegan a los vestidores o a mi casa con sus maletines”, dijo Ortiz en su artículo sobre las personas encargadas de recoger las muestras para las pruebas antidopaje. “Nunca he fallado ni uno solo de esos exámenes y nunca fallaré”.
Es de conocimiento público que Grandes Ligas hace pruebas antidopaje más seguido a los jugadores que alguna vez han dado positivo y no necesariamente en 2003.
Alex Rodríguez dijo que desde 2004, cuando se estableció el acuerdo antidopaje en MLB, nunca ha fallado, pero fue suspendido toda la temporada 2014 sólo porque salió a luz que recibía substancias prohibidas de parte de Antonhy Bosch, dueño de la hoy extinta clínica Biogenesis, del sur de Florida.
A pesar de que juraba que nunca había tomado substancias dopantes, A-Rod finalmente admitió a los agentes federales que Bosh le proveía las drogas para mejorar su rendimiento, a las que nunca dio positivo.
Según el reporte de la DEA, A-Rod habría descrito cómo Bosh le instruía para burlar las pruebas antidopaje de Grandes Ligas.
Vaya mala noticia para ‘Big Papi’. El hecho de no haber dado positivo no significa que un deportista haya jugado limpio. El laureado ciclista Lance Armstrong nunca dio positivo; tampoco la atleta Marion Jones, pero cayeron del pedestal al conocerse que se dopaban.

Rumbo a Cooperstown

En su columna, Ortiz indica también que se merece ser exaltado en el Salón de la Fama de Cooperstown.
“¡Diablos! Sí, me merezco estar en el Salón de la Fama. He ganado tres Series Mundiales desde que MLB estableció las pruebas antidopaje. He tenido buen rendimiento año tras año. Pero si un grupo de escritores que no sabe lo que es batear quiere decirme que es por nada, OK”.
Tiene que pasar cinco años desde que un pelotero se retira para entrar en la papeleta de elección para el Salón de los inmortales del béisbol.
¿Será que con 39 años a cuestas, David Ortiz ha empezado a pensar en el retiro?