Dice que Hernández era paranoico y desconfiado

El hombre que demandó al ex jugador de la NFL por dispararle en el rostro vio una pistola en la caja misteriosa

Alexander Bradley, quien demandó a Aaron Hernández por que éste le disparó en el rostro, caracterizó al ex jugador de la NFL como “paranoico” y desconfiado de sus amistades, al testificar el miércoles en el juicio que ha atrapado la atención del público en Nueva Inglaterra.

Con el rostro desfigurado, Bradley dijo que Hernández le confesó que pensaba que la justicia lo perseguía y que la organización de los Patriots le advirtió que los iPhones podían, secretamente, grabar conversaciones.

Bradley alega que Hernández le disparó en febrero de 2013 en Florida al salir de un club nudista luego de que tuvieron una discusión.

Bradley también se refirió a la caja en la que Hernández, presuntamente, guardaba su arma de fuego y que fue mencionada el lunes al testificar la prometida del ex jugador de los Patriots. El testigo dijo que las veces que durmió en la casa de Hernández vio una pistola, marihuana y dinero en dicha caja.

El veredicto sobre el juicio por el asesinato de Odin Lloyd, quien era novio de la hermana de la prometida de Hernández, se espera a partir de la siguiente semana.