La escasez de visados H1B afecta el empleo

Pierre Jean Cobut tiene una empresa llamada Echo Labs, que cofundó con una amigo israelí en Silicon Valley tras pasar por la universidad de Stanford. Sus productos son sofisticados ingenio de tecnología y datos para la salud. Pero Cobut, nacido en Bélgica, puede tener que dejar el país y trasladar su empresa a Canadá porque se le acaba su visado H1B y si no le toca otro en la lotería no podrá quedarse en el país. Con ello se lleva los trabajos que ha creado y los que potencialmente tenga.
Su problema es el de muchos emprendedores que llegan con este visado para personas de altas capacitaciones y terminan fundando empresas. Otros países como Chile, Irlanda, Canadá, Italia están atrayendo este tipo de emprendedores.
De acuerdo con un estudio deHarvard en 2013 con datos de 1995 a 2008, por cada inmigrante de alta cualificación se crean 3.1 trabajos en el país.
Actualmente hay apenas 65,000 visados que se empezaron a pedir ayer y cuyo cupo se agota en apenas días. Estos visados se conceden de forma aleatoria. Desde el Partnership for a New American Economy, un grupo que aboga por la reforma de la ley de inmigración, se ha lanzado una campaña para dar a conocer este problema y lograr que Cobut se quede en el país #Letpjstay. Piden la reforma de este sistema de lotería con visados limitados para permitir que aumente el empresariado.