Mujer latina encuentra mejoría de lupus y diabetes en zumba

Aunque el lupus y la diabetes no son padecimientos nuevos para Cecilia Aguilar, de 50 años, sentirse bien sí lo es.

“Llegué al Centro de Bienestar el 10 de mayo del año pasado y desde entonces mi salud ha mejorado enormemente. Ahora tengo energía y se acabaron las visitas a urgencias cada dos o tres meses”, dijo Aguilar.

Ella ha logrado elevar su nivel de energía y disminuir el dolor de sus enfermedades gracias al Centro de Bienestar, en Boyle Heights. Este centro, ubicado en las instalaciones del ex Hospital General, ofrece clases gratuitas y apoyo nutricional completamente gratis a cualquier persona que lo requiera sin importar su estado migratorio o si tiene seguro médico.

Aguilar acude al centro de lunes a jueves para tomar diferentes clases como aeróbicos para adultos mayores, zumba, tai chi y clases de cocina para personas con diabetes.

En las oficinas de apoyo para personas con lupus, ella ha encontrado la información que necesitaba y la ayuda individualizada para poder controlarlo.

“Uno de mis hermanos menores murió el año pasado. El también padecía de Lupus y al igual que yo sufrió por casi toda su vida. Pero a diferencia de mí, él se dejó consumir por la enfermedad, no quería hacer ejercicio ni cambios como yo los hice”, dijo Aguilar.

Para la Dra. Janina Lord Morrison, directora médica del Centro de Bienestar y quien tambien tiene su práctica en las clínicas médicas del Hospital LAC USC, algunos de sus pacientes necesitan esa ayuda adicional que requirió Aguilar.

“A muchos pacientes no puedo comenzar hablándoles sobre su diabetes cuando tienen otras cosas que les preocupa como violencia doméstica o no tienen suficientes recursos para comprar su comida. Lo primero que hago es decirles que pueden venir al centro de bienestar a donde pueden encontrar ayuda a sus problemas familiares”, dijo la Dra. Lord Morrison.

En el Centro de Bienestar las personas encuentran ayuda legal, programas en contra de violencia doméstica y diferentes servicios sociales como WIC y estampillas de comida. Y para que las personas hagan buen uso de sus estampillas de comida, organizaciones como la Asociación Americana del Corazón, les enseña a cómo comprar saludable en los supermercados.

“Para ayudar a las personas con sus enfermedades es necesario comprender su situación y ayudarles con otros aspectos de sus vidas que están afectando su salud y que a veces impiden que los médicos hagamos nuestro trabajo”, agregó la doctora.

Lupus Foundation of America recomienda:

Para la mayoría de las personas con lupus, un tratamiento adecuado puede minimizar los síntomas, reducir la inflamación y el dolor, y detener la aparición de daño grave en los órganos afectados.

Cuando la persona ha sido diagnosticado el médico elaborará un plan de tratamiento a partir de factores como su edad, sus síntomas de lupus, su estado general de salud y su estilo de vida. Sin embargo, puede llevar meses, y en algunos casos años, antes de que el equipo de atención de salud que lo atiende encuentre la combinación de medicamentos correcta para mantener los síntomas de lupus bajo control.

Los objetivos de todo plan de tratamiento son:

  • Reducir la inflamación provocada por el lupus.
  • Inhibir la hiperactividad del sistema inmunológico.
  • Eevitar recaídas y tratarlas cada vez que se presenten.
  • Controlar los síntomas como el dolor en las articulaciones y la fatiga.
  • Minimizar el daño en los órganos.

La Asociación Americana de la Diabetes recomienda:

Algunas personas con diabetes tipo 2 pueden controlar su glucosa en la sangre por medio de la buena alimentación y teniendo una vida activa. Pero, su médico tal vez tenga que recetar un medicamento oral o insulina para poder alcanzar su objetivo de nivel de glucosa deseado.

Usualmente, la diabetes tipo 2 empeora con el tiempo, aún si usted no necesita medicamentos al principio, puede que los necesite más adelante.

Algunos grupos de personas tienen mayor riesgo de tener diabetes de tipo 2. Este tipo es más común en afroamericanos, latinos/hispanos, indígenas americanos, estadounidenses de origen asiático, nativos de Hawái y otros isleños del Pacífico, como también las personas mayores de edad.