Recenta contra el Bullying

 

María Peña/Impremedia

maria.pena@impremedia.com

Washington, D.C.-  Armada con un libro comic y enfundada en disfraz de heroína, una inmigrante chilena se ha propuesto llevar una receta de optimismo y esperanza a las víctimas de bullyng, un mal que cientos de miles sufren a diario en silencio y que cada año cobra la vida de más de 4,000 jóvenes en Estados Unidos.

Se trata de Carolina Concha, una inmigrante de origen chileno que vivió en carne propia el acoso durante su niñez, en su natal Viña del Mar, por problemas de aprendizaje. Ahora, de su propio bolsillo ha financiado el proyecto del comic bilingüe “Superdyslalia” para “ayudar a los indefensos” a través de lecciones que les enseñan cómo sentirse fuertes y con autoestima.

A Concha sus compañeros la llamaban ´estúpida´, ´tonta´, y otras palabras muy hirientes; los profesores no entendían sus problemas de aprendizaje y concentración.

En su propia expriencia Concha ha encontrado los ingredientes para recuperar su autoestima y utilizarla para rescatar a otros jóvenes en las garras del bullying.

“Nadie tiene por qué soportar el acoso de matones, y este tipo de agresión incluso viene de amigos y familiares. No es un juego inocente y ahora mismo, mientras hablamos, alguien se quita la vida por el acoso, ¿Cuántos jóvenes tienen que morir para que la gente reconozca la gravedad de este problema?”, se pregunta Concha.

Pese a que dislalia significa tartamudez, Concha le puso ese nombre a su heroína precisamente para que los jóvenes sepan que, pese a sus discapacidades físicas o mentales, “pueden superar estos problemas y realizar sus sueños”.

Aunque las autoridades médicas no han establecido un vínculo directo entre el fenómeno conocido en inglés como “bullying” y los suicidios, varios estudios recientes han sugerido que este tipo de acoso afecta la salud mental de las víctimas a largo plazo.

Uno de esos estudios, publicado en 2014 en la revista médica “Pediatrics” concluyó que el acoso  -años atrás tachado como un simple juego de bromas entre niños- está vinculado con un empeoramiento de la salud de las víctimas y que corresponde a las autoridades revertir esa tendencia.

Según ese estudio, realizado entre casi 4,300 niños durante cinco años, desde el quinto hasta el décimo grado, el 30% de las víctimas sufrió acoso en algún momento de sus vidas.

Los que fueron acosados semanalmente a lo largo del estudio, un 45%, tuvieron más problemas de depresión, ansiedad, tristeza y problemas de autoestima, en comparación con los que nunca fueron amendrentados por sus compañeros.

En general, las investigaciones dan cuenta de que los niños con problemas de sobrepeso, discapacidades físicas, problemas de aprendizaje, o ciertas condiciones médicas y, con más frecuencia, los homosexuales.

Tras varios casos sonados de suicidio en 2010 de jóvenes acosados por su orientación sexual, casi todos los 50 estados de EEUU han aprobado leyes estatales contra el acoso en las escuelas en cualquiera de sus manifestaciones, incluyendo por las redes sociales.

Combate al problema con la cultura popular

Pero el mejor antídoto, según expertos, es el contacto personal con niños que corren el riesgo de convertirse en víctimas del acoso.

Quienes realizan el acoso se sienten superiores, pero ocultan problemas psicológicos que sus padres, consejeros y médicos deben atender, señaló.

Los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades tienen en su página web información y consejos para combatir el problema, que es más común de lo que se pensaba.

La campaña “Stopbullying.gov”, ofrece ayuda a víctimas del acoso o que piensen en el sucidio a través de la línea de teléfono gratuita 1-800-273-TALK (8255).