Trabajadores de limpieza a punto de huelga

Presionan por lograr un acuerdo contractual que los beneficie, y ayude a mejorar servicios
Trabajadores de limpieza a punto de huelga

El 60% de los 500 trabajadores de limpieza de la ciudad se reportaron enfermos para no trabajar ayer y así poner presión a las negociaciones para renovar el contrato laboral con la Ciudad.

Ayuer un pequeño equipo de los 500 que forman parte del personal, hizo toda las labores de limpieza y recolección de basura de la ciudad.

El movimiento se da en momentos en que el local 721 del Sindicato Internacional de Trabajadores de los Servicios (SEIU) que representa a 10,000 miembros, incluyendo los del Departamento de Sanidad, se encuentra en plenas negociaciones contractuales con la administración municipal, y amenaza con irse a huelga.

Coral Itzcalli, portavoz del SEIU local 721, dijo que la masiva ausencia laboral no fue algo organizado ni consentido por el sindicato. “Nos dimos cuenta cuando la prensa nos empezó a llamar”, dijo.

El alcalde Eric Garcetti dijo al respecto que siempre tienen planes de contingencia para que no se alteren los servicios cuando se presentan casos como la falta masiva a sus labores de los trabajadores de limpieza.

“Pero lo mejor es discutir cualquier desacuerdo en la mesa de negociaciones, no en las calles donde la gente espera por los servicios”, dijo el alcalde. Señaló que esperaba un mínimo de inconvenientes con ausencia de los trabajadores de limpieza.

También hubo una notoria falta a sus labores por parte del personal del Departamento de Transporte, sobre todo de los trabajadores encargados de vigilar los parquímetros de la ciudad.

Las negociaciones entre el municipio y la coalición de sindicatos de la Ciudad, que representa a alrededor de 20,000 empleados públicos, desde conductores de carros de basura hasta bibliotecarios se encuentran estancadas desde hace nueve meses.  Se estancaron luego que la Ciudad pidió que los trabajadores paguen más por sus primas de salud y no darles aumento por tres años. El último contrato de 2007, les otorgó un alza de 24.5%.

“Los oficiales no han presentado propuestas razonables para restaurar los servicios que se necesitan, que son trabajos vitales como recolección la basura, la limpieza que dejan las tormentas, y que mantienen la ciudad habitable”, dijo la vocera sindical.

Agregó que desde 2008, se han recortado 7,000 servicios básicos.Por ejemplo en la unidad de limpieza de las alcantarillas, solo hay 24 trabajadores cuando se requieren 87 para limpiar 39,000.