Corte Suprema de California: Es legal Orden Especial 7

Deja sin efecto el fallo de un juez del condado de Los Ángeles que había dictaminado que era ilegal

Guía de Regalos

Corte Suprema de California: Es legal Orden Especial 7

La Corte Suprema de California dejó vigente un fallo de la Corte de Apelaciones que reafirma como legal la política de confiscar autos del Departamento de Policía de Los Ángeles a los conductores sin licencia, pero que les permite recuperarlos antes de 30 días.

Se trata de la Orden Especial 7 que determina que los conductores sin licencia de conducir, pueden evitar el decomiso automático por 30 días de sus automóviles, si cumplen con varios requisitos, que incluyen tener un seguro de auto, identificación válida y no tener condenas previos por conducir sin licencia.

La Orden Especial 7 fue establecida en febrero de 2012 por el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), Charlie Beck para evitar que los automovilistas sin licencia tengan que esperar 30 días para recuperar su auto del corralón, y evitar que paguen 1,500 dólares por el costo de almacenaje.

En 2012, la Fundación de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) del Sur de California fue a la Corte de parte de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla) y la organización LA Voice para intervenir en dos demandas que desafiaron la Orden Especial 7 interpuestas por la Liga Protectora de Policías de Los Ángeles (LAPPL) y el grupo conservador Judicial Watch. Dichos grupos argumentaron que la medida contraponía la ley estatal y ponía en riesgo la responsabilidad civil de los policías. En septiembre de 2013, un juez del condado de Los Ángeles había declarado ilegal la orden especial 7.

Héctor Villagra, director ejecutivo de ACLU del sur de California dio la bienvenida a las acciones de la corte. “En efecto, proveen alivio a los conductores que con frecuencia fueron víctimas de la política anterior”, dijo.

Agregó que al permitir que prevalezca una decisión de la corte de apelaciones, la Corte Suprema reconoce que los cambios expuestos en la Orden Especial 7 no son un conflicto con las leyes existentes ni minimizan el código de vehículos.

“Lo que la Orden Especial 7 hace es simplemente dirigir  a los oficiales sobre cómo aplicar las leyes de decomiso de vehículos sin crear una carga injusta para los residentes inmigrantes pobres, o crear la percepción de que están enfocados en los latinos, en un esfuerzo por decomisar vehículos”, expuso.

Aunque la acción de la corte tomada el 1 de abril sólo se aplica a la ciudad de Los Ángeles, ACLU del Sur de California espera que otras ciudades y condados consideren adoptar políticas similares que proporcionen un acercamiento sensible y justo sobre los decomisos.