Los decomisos de autos no cesan aún con ley que autoriza licencias a inmigrantes

Inmigrante salvadoreño cuenta su odisea tras que la policía le confiscó su auto el mes pasado

Guía de Regalos

Los decomisos de autos no cesan aún con ley que autoriza licencias a inmigrantes

Jorge López, un inmigrante salvadoreño regresaba de su trabajo como obrero de la construcción cuando un oficial en motocicleta, le ordenó detenerse.

“Yo acababa de agarrar el teléfono porque me entró una llamada, y el oficial me descubrió. De inmediato fue tras de mí”, recuerda.

“Me puso multa porque dijo que me había pasado el límite de velocidad, y por hablar por teléfono. El carro, dijo que me lo quitaba por no tener licencia de manejo”, cuenta Jorge López.

El decomiso del auto a este inmigrante salvadoreño es un recordatorio para la gente que no ha ido a sacar su licencia bajo la ley AB60, señala Francisco Moreno del Concilio de Federaciones Mexicanas (COFEM).

“También es una lección para que no esperen más y vayan cuanto antes. De por si la Policía siempre anda en busca de un pretexto para detenernos, para qué darles motivos”, señala Moreno.

Desde enero pasado, los inmigrantes indocumentados ya pueden sacar su licencia de manejo bajo la ley AB60, solo que debido a la alta demanda en el DMV, se puede tomar meses obtener una.

López, quien conducía por el cruce de las calles Victory and Woodman en Van Nuys como a las 6:00 de la tarde del miércoles 25 de marzo,  fue detenido por un agente que se identificó bajo el apellido Alheim.

Recuerda que le pidió oportunidad de llamar a un conductor amigo para que se llevara su auto, pero el oficial le respondió que ya no había tiempo, y sólo llamó a la grúa.

“Me siento muy mal porque me dedico a la construcción, y al no tener un carro me van a recortar horas de trabajo. No sé cómo voy a hacer para llevar mis herramientas en el camión.  Por lo menos me dejó sacarlas”, dice todo desanimado este inmigrante quien asegura no tiene antecedentes criminales u ofensas previas por conducir sin licencia.

“Mi carro es un Volkswagen modelo 1998, y recogerlo me sale como 2,000 dólares con las multas. Creo que lo voy a perder”, comenta mientras llegaba a la oficina del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) a hacer su examen escrito para sacar su licencia de manejo.

Un capitán que se identificó con el apellido White del Departamento de Tráfico de Van Nuys dijo a La Opinión que el Departamento de Policía de Los  Ángeles (LAPD) otorga ciertos beneficios a los conductores sin licencia.

“Sólo cuando los conductores tienen condenas previas o se ven envueltos en choques y otros accidentes, los oficiales no  le permiten llamar a otro con licencia válida para llevarse el auto y evitar el decomiso”, dice.  Y agrega, que por lo regular les dan un tiempo razonable para que alguien vaya y recoja  la unidad, pero esto, aclara depende del criterio del oficial y de la situación. “A veces surge una emergencia, o al oficial le toma mucho tiempo llenar el papeleo”.

Por eso los activistas recomiendan no perder la oportunidad de solicitar la licencia de conducir cuanto antes.

Y aunque las citas para obtener una licencia pueden tomar algún tiempo, los inmigrantes tienen la opción de ir sin una cita previa, a los centros de procesamientos de licencias del DMV en Granada Hills y Stanton en el área de Los Ángeles.

Centro de Procesamiento de Licencias que no requieren citas:

En Granada Hills, 16201 San Fernando Mission Boulevard. Los Ángeles, 91344. En Stanton, 12645 Beach Blvd, código postal 90680.