Fantasías sexuales: ¿Cuál es la tuya?

Hay quienes las comparten y tratan de hacerlas realidad y quienes prefieren guardarlas en secreto
Fantasías sexuales: ¿Cuál es la tuya?

Cuando se habla de sexualidad y relaciones íntimas, las divisiones entre lo que es considerado “normal” y aceptable y lo atípico o tabú son ambiguas y borrosas.

“Clínicamente hablando, las fantasías sexuales patológicas o parafilias son aquellas en las cuales no existe el consentimiento de uno de los participantes, que producen dolor, y que son indispensables para que el sujeto pueda sentir satisfacción”, explicó el doctor Christian Joyal de la Universidad de Quebec, Canada.

Joyal dirigió un estudio, publicado en The Journal of Sexual Medicine,  para determinar cuáles fantasías eran comunes y cuáles atípicas. El investigador advirtió que antes de etiquetar a ciertas fantasías sexuales de pervertidas, es necesario considerar múltiples factores, y que el enfoque debe ser en el efecto de dicha fantasía, y no en su contenido.

Fantasías para ellos y para ellas

El estudio encontró que no todos sueñan hacer realidad sus fantasías. Por ejemplo, entre el 30 y 60% de las mujeres entrevistadas confesó tener fantasías de sumisión, pero al mismo tiempo aseguraron que no estaban interesadas en recrearlas durante sus encuentros íntimos. Joyal indicó que aquellos con fantasías de sumisión, también habían reportado fantasías de dominación y que ambas estaban muy conectadas.

También se encontraron ciertas diferencias entre las fantasías femeninas y masculinas. Según la investigación, la mayoría de los hombres dijo que sí querría que sus fantasías se hagan realidad, y las describieron con mayor detalle y claridad que las mujeres, que generalmente dijeron preferir que queden en su imaginación Los hombres confesaron fantasear más con relaciones extramatrimoniales que las damas, quienes a la hora de soñar, eligieron a su pareja.

Comunes y no tanto

Las fantasías y preferencias sexuales más comunes entre hombres y mujeres reportadas en el estudio fueron las siguientes:

  • En cuanto a preferencias, tanto mujeres, con un 86%, como hombres, 81%, dijeron que el ambiente del lugar para el encuentro era determinante en sus fantasías. Un 81% de mujeres y un 82% de hombres describieron fantasías de encuentros sexuales en lugares inusuales.
  • Ambos géneros también coincidieron en que preferían una relación sexual que involucre sentimientos románticos (mujeres: 92% y hombres: 88%).
  • En cuanto a las fantasías en torno a la masturbación, el 71% de hombres y mujeres por igual, dijeron fantasear con que su pareja los haga llegar al orgasmo.
  • En cuanto a las fantasías con más adeptos masculinos que femeninos, un 73% de los hombres dijeron que les gustaría tener relaciones sexuales con alguien desconocido y un 83% con alguien que sí conocían, pero que no era su pareja. Entre las mujeres, en cambio, un 49% dijo que fantaseaba con tener sexo con un desconocido y un 66% con alguien que sí conocían, pero que no era su pareja.
  • Otra diferencia entre hombres y mujeres se refirió a la fantasía de a mirar a dos mujeres tener sexo. Un 85% de los hombres dijeron que fantaseaban al respecto, mientras que sólo el 37% de las mujeres coincidió en la fantasía.
  • Otras fantasías comunes reportadas en el estudio incluyeron sexo oral, tener relaciones en un lugar público, o con alguna celebridad, atar a la pareja o ser atado, swinging y sexo en grupo.