Renovarse o morir

Se habla mucho de la innovación.Todos estamos de acuerdo en que esto le vendría muy bien a Latinoamérica. No obstante, pocos saben lo que realmente implica. Hace un tiempo leí un libro sumamente interesante sobre este tema: Dealing With Darwin de Geoffrey Moore.
En una economía global compleja como la actual y especialmente en el ámbito tecnológico, existen muy distintos tipos de innovación que responden a las etapas en la vida de un producto.Ya que la innovación es costosa, no se trata de innovar por innovar, sino de entender en qué tipo de innovación debemos concentrarnos en función de la etapa en la vida de nuestros productos.
Existen dos arquitecturas de negocio radicalmente distintas y que en consecuencia requieren distintos tipos de innovación: la Arquitectura Compleja y la Arquitectura de Volumen.
La primera, se especializa en resolver problemas complejos para clientes grandes, es donde operan empresas como: Cisco, SAP, Swiss Re, Boeing, Accenture y el Banco Mundial.En contraste, la Arquitectura de Volumen se enfoca en resolver necesidades cotidianas del consumidor a través de productos específicos, sumamente estandarizados y sencillos. Aquí operan empresas como Coca-Cola, Bimbo, Nike y Sony. Es fundamental entender el tipo de innovación aplicable a cada etapa de la vida de nuestros productos.
(A) Ciclo de vida de la adopción tecnológica: ésta es la etapa en que aparece una nueva tecnología, digamos el Disco Compacto o el Fax en los 80’s, Internet en los 90’s o el teléfono inteligente en la década pasada.
(B) Mercado en Crecimiento: el crecimiento del mercado se mantiene robusto, los ingresos crecen a tasas de doble dígito y los márgenes financieros son saludables. Es una etapa fantástica para encabezar una compañía bien posicionada.
(C) Mercado Maduro: en esta etapa, el crecimiento se ha estabilizado y la llamada “comoditización” empieza a tomar forma, aquí el crecimiento de la empresa sólo puede ocurrir a costa de otro competidor o de extraer ingresos adicionales de la base de clientes existente a través de mejoras al producto o servicio en cuestión.
(D) Mercado en Declive: en esta fase terminal de una industria, los retornos a la inversión se erosionan y las oportunidades para innovar se agotan gradualmente. En esta etapa, el mercado se prepara para adoptar una nueva tecnología. En un mercado en declive aplica la Renovación Orgánica o la Renovación por Adquisición.
(E) Muerte: en esta etapa, una nueva tecnología ha cruzado “la brecha” y ha entrado en “el tornado”. La tecnología prevaleciente se ha vuelto obsoleta. En esta etapa aplica lo que el autor denomina la Cosecha y la Salida que es repartir lo que queda a las accionistas y preparar una salida digna.Desde mi punto de vista, si una empresa se encuentra en esta etapa, es porque su estrategia de innovación fue fallida.
En los negocios, nunca podemos conformarnos, debemos evolucionar constantemente, innovar, servir de la mejor manera al cliente con productos de vanguardia, agregar valor a la sociedad y generar bienestar.