Aaron Hernández, del contrato de $40 millones a una vida tras las rejas

El ex jugador de los Patriots de Nueva Inglaterra pasó de ser una estrella de la NFL a un convicto por asesinato
Aaron Hernández, del contrato de $40 millones a una vida tras las rejas
Aaron Hernández era uno de los más buscados por Brady en el terreno de juego. Foto: Getty Images

A sus 25 años, la vida de Aaron Hernández ha dado un giro de 360 grados. El que en su momento fue una estrella del fútbol americano vistiendo la casaca de los Patriots de Nueva Inglaterra  y que llegó a firmar un jugoso contrato de $40 millones de dólares con los actuales campeones de la NFL, fue condenado hoy a pasar el resto de sus días tras las rejas en conexión con el asesinato de Odin Lloyd, un ex jugador semiprofesional de fútbol americano que salía con la hermana de la prometida de Hernández.

Desde su llegada a la Universidad de Florida hasta firmar el millonario contrato con Nueva Inglaterra, Hernández vivió cinco años de ensueño, pero en 2013 empezó la caída de Aaron, hasta terminar en tragedia.

De la gloria al infierno

2007: Ingresa a la Universidad de la Florida después de rechazar a la Universidad de Connecticut.

2009: Gana el premio John Mackey Award al mejor Tight End del circuito colegial después 68 recepciones y 850 yardas con los Gators.

Junio 8, 2010: Tras sobresalir con la Universidad de Florida, firma un contrato de cuatro años con los Patriots de Nueva Inglaterra.

Enero 1, 2012: Logra récord personal de 138 yardas recibidas en una victoria sobre Buffalo.

Julio 16, 2012: Matan a Daniel Abreu y Safiro Furtado a tiros en su auto mientras esperaban en un semáforo en el lado sur de Boston.

Agosto, 2012: Hernández firma un contrato de cinco años y $40 millones de dólares con los Patriots.

Febrero 2013: Alexander Bradley, socio de Hernández, recibe un disparo en el rostro y demanda a Aaron alegando que Hernández fue quien le disparó tras discutir en un strip club.

Junio 17, 2013: El cuerpo de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional de fútbol americano que salía con la hermana de la prometida de Hernández, es encontrado sin vida a una milla de la mansión de Aaron en North Attleborough, Massachusetts.

Junio 26, 2013: Arrestan a Hernández acusado del asesinato de Odin Lloyd y es esposado en su casa. Se declara no culpable y los Patriots rescinden su contrato.

Mayo 15, 2014: Se le acusa a de dos cargos de asesinato de primer grado y otros cargos en conexión con la balacera en donde murieron Abreu y Furtado.

Mayo 28, 2014: Se declara no culpable de los cargos relacionados con la muerte de Abreu y Hurtado. El fiscal alega que Hernández estaba molesto con Abre porque éste chocó de manera accidental y tiró su bebida en una discoteca.

Enero 9, 2015: Inicia el juicio de Hernández por los cargos en el asesinato de Lloyd.

Abril 15, 2015: Hernández es condenado por asesinato en primer grado, lo que implica una condena automática de cadena perpetua .