Celebran a Jackie Robinson

Se conmemoran 68 años en que el legendario número 42 rompió la barrera de color en las Grandes Ligas
Celebran a Jackie Robinson
Rachel Robinson, viuda de Jackie Robinson, escucha a Magic Johnson en una ceremonia previa al juego entre Dodgers y Marineros.

Redacción de La Opinión

El 15 de abril de 1947 Jackie Robinson tomó su posición en la primera base de los Dodgers de Brooklyn en el ya desaparecido Ebbets Field.

A partir de ese momento nació la leyenda del número 42 que inmortalizó el primer pelotero de raza negra en jugar dentro de las Ligas Mayores.

En recuerdo del hombre que hace 68 años rompió la barrera del color en el beisbol de los Estados Unidos, se realizó ayer un homenaje en todos los estadios de las Grandes Ligas.

Los jugadores de los equipos portaron en sus franelas el número 42 que nadie puede volver a usar, excepto el 15 de abril.

El homenaje a Jackie Robinson en Los Ángeles tuvo un significado especial ya que el duelo entre Dodgers y los Marineros de Seattle representó ser el Juego de los Derechos Civiles.

Este partido, que fue instituido por las Grandes Ligas hace nueve temporadas, se estableció para reconocer el legado de Jackie Robinson y el de muchos otros pioneros que ayudaron a desatar una revolución de reformas sociales en los Estados Unidos.

La viuda de Jackie Robinson, Rachel, estuvo presente en Dodger Stadium para conmemorar la ocasión.

Rachel, junto con el legendario pítcher de los Dodgers, e integrante del Salón de la Fama, Sandy Koufax, participaron en la ceremonia del primer lanzamiento en el juego contra los Marineros.